Si la cabeza nos arde y la notamos a punto de estallar porque necesitamos resolver la problemática de vender más, hoy os dejo un claro ejemplo de cómo poder conseguirlo. Hablamos del caso Milka Triple.

Todos conocemos la famosa marca de chocolates y snacks dulces caracterizada por su vaca morada. Una marca que siempre me ha llamado la atención por la creatividad y el esfuerzo que hace en el desarrollo de nuevos productos, lanzando al mercado gran cantidad de novedades en cortos periodos de tiempo.

Son muchos los productos que podríamos destacar de esta exitosa marca, pero hay uno que especialmente me ha llamado la atención en los últimos tiempos. Se trata de Milka Triple, una tableta de chocolate con formato tradicional, tres onzas por fila, pero cada una de las tres onzas con un sabor diferente. Es decir, la tableta está compuesta por tres onzas por fila y a su vez por cuatro filas. Un total de 12 onzas de chocolate por tableta.

En una tableta tradicional compuesta por un único sabor el acto de consumo mínimo (y común) sería una onza, por lo que tendríamos doce tomas para que un usuario medio terminara la tableta y estuviera en disposición de adquirir otra.

milka-triple-vender-mas

En el caso de Milka Triple se estimula a que ese acto de consumo se lleve a cabo comiendo tres onzas por toma, con lo que únicamente en cuatro momentos de consumo se termina el producto. Nada más y nada menos que se multiplica por tres el consumo potencial!!

¿Cómo se consigue esto? Fácil pero a la vez complejo. Milka Triple con sus tres sabores por fila provoca el deseo del consumidor por probar cada uno de los sabores y no dejar inacabada la fila.

Aparentemente podremos decir que no es así, o que a nosotros no nos pasaría, pero ante un acto irracional de consumo no podremos ser capaces de actuar de manera racional. ¿Probarías las tres a la vez?

Tú también puedes hacerlo con tu producto o servicio, piénsalo!!

Facebook Comments

Post a comment