Cuando pensamos en restaurantes o platos con el prestigioso galardón de Estrella Michelín nuestra mente suele asociar a exitosos chef con menús para grandes bolsillos. Pero hoy os voy hablar de todo lo contrario, del plato con Estrella Michelín más barato del mundo.

Se trata de un humilde chef llamado Chan Hong Meng y que regenta un pequeño puesto de comida callejera en un patio de comidas en Singapur. Su plato estrella, nunca mejor dicho, el pollo con salsa de soja al estilo Hong Kong, de tan sólo 1,35€ ha sido galardonado con Estrella Michelín.

El buen hacer de este cocinero en sus más de 35 años de oficio y las grandes colas de personas que genera cada día en su puesto, lo han llevado a ganar este prestigioso premio y además tener el honor de ser el plato con Estrella Michelín más barato.

plato-mas-barato-mundo-estrella-michelin-ii plato-mas-barato-mundo-estrella-michelin-i

Esto en marketing es tremendamente potente, es la unicidad, no hay otro en el mundo igual. Explotar este momento donde eres el único e inigualable (al menos por el momento) genera una atención irremediable en el consumidor. Tanto es así, que ahora ya cocina alrededor de unos 30 pollos más diariamente.

Fijaros bien, porque además de la unicidad podemos encontrar otro aspecto emocional que es muy relevante en una estrategia de marketing: La exageración. Esta puede ser una exageración hacia algo muy grande o hacia algo muy pequeño. En este caso, Chan Hong Meng tiene el privilegio de tener el plato más barato con Estrella Michelín del mundo. Tremendamente exagerado.

Poned atención en estos aspectos que muchas veces pasan desapercibidos, pero que en realidad son la base de una estrategia de marketing o desarrollo de producto exitoso. Estos aspectos emocionales como la unicidad y la exageración son un ejemplo de ello.

Está claro que aquí estamos hablando de un premio, de algo que viene de manera improvisada, casi imposible de conseguir a veces, pero que ha logrado elevar a este humilde puesto de comida por encima de sus competidores.

Imagina si tú, desde el principio, en el desarrollo estratégico de tu negocio, introduces estos aspectos emocionales en el proceso.

Facebook Comments

Post a comment