Esta pasada semana compartía un buen rato hablando sobre marketing y su impacto en el mundo del fútbol, con Francisco Torreblanca y Mónica Rendón en Cadena SER Villena, y donde hablábamos de las pasiones que recoge y del reto del marketing para sacarle rendimiento.

Por cierto y antes de que se me olvide, aquí os dejo el enlace al podcast del programa.

El fútbol está lleno de emociones, pasiones y sobre todo, algo por encima de todo: Dualidades. O eres de un equipo o eres del eterno rival. Siempre hay dos grandes equipos que destacan en cualquier país donde este deporte corre por las venas de sus gentes, y el marketing no es ajeno a ello.

Esa dualidad, la capacidad de elegir uno u otro, marcará el camino de la toma de decisiones de los aficionados (consumidores) en el futuro, y de manera indirecta, afectará a la segmentación que harán las marcas cuando actúen en este ámbito.

Hace unos días cayó en mis manos un artículo sobre las nuevas camisetas que lucirán la próxima temporada dos grandes equipos, rivales, pero que no están ajenos a los impactos de marcas y del marketing. Se trata de las camisetas de Boca Juniors y River Plate, de Argentina:

camisetas-boca-river

La primera de ellas renuncia a los colores tradicionales, azul y amarillo, por los de negro y dorado, cosa que no ha gustado nada a sus aficionados. La segunda, cambia su color habitual, blanco y rojo, por ese naranja y negro, pero esta sí ha gustado un poco más.

La segunda alude a homenajear una épica e histórica victoria del equipo ante el eterno rival, llevando el color naranja del balón con el cuál se jugó a la camiseta y así hacer ese pequeño tributo. Recordar una victoria ante el rival siempre es una alegría, no?

Como podéis comprobar ni las camisetas de los eternos rivales se libran del marketing, incluso en esta temporada van a vestir con el mismo patrocinador, pero siempre hay detalles que marcan la diferencia: La primera no tiene un porqué estratégico, la segunda sí, y además, muy emocional.

Facebook Comments

Post a comment