En los post anteriores hemos hablado de dos de las cuatro técnicas de Marketing de Guerrilla que podemos utilizar a la hora de desarrollar una acción de comunicación no convencional con nuestra marca: Street Marketing y Ambient Marketing. Hoy es el turno de una de mis favoritas, es el turno de Buzz Marketing.

Es una herramienta más que tenemos a nuestra disposición y que podemos hacer uso de ella en el momento en la que pueda ser de ayuda para dar un empujón a nuestro proyecto, para llegar a nuestro público objetivo o simplemente, para darnos a conocer. Es básica, quizás por eso me encanta tanto.

El Buzz Marketing se trata, nada más y nada menos, que transmitir un mensaje mediante la comunicación verbal de persona a persona, siendo el reto del marketing incentivar ese mensaje y potenciarlo para que así lo sea.

Una vez que prendamos la mecha, el mensaje, si es bueno, correrá de boca a oreja entre todos los potenciales destinatarios que creamos óptimos como receptores del mensaje. Está claro que aquí la creatividad tiene un papel vital para conseguir que este mensaje sea lo suficientemente potente para que pase de persona a persona.

Imaginad, aquí no tenemos a ningún medio al que pagar, ni a ningún soporte, ni a ningún canal. Nada de nada, solamente un mensaje que pase de persona a persona, lo más natural y primario que tenemos como personas. Que el marketing pueda hacerse valer de estas herramientas es algo que adoro y admiro porque es realmente acudir a la razón de ser de las personas.

Mirad, aquí os quiero dejar algunos ejemplos de Buzz Marketing que más me han captado la atención por su sencillez y quizás por su manera de ser ejecutados. Son sencillamente geniales y de los cuáles podemos aprender mucho para, en un futuro, poder establecer nuestras acciones de esta manera, de boca a oreja:

Facebook Comments

Website Comments

Post a comment