En esta ocasión os traigo un proyecto de los que merecen la pena parar un momento y dedicarles un tiempo a comprenderlos. De verdad, te hará pensar.

Raubdruckerin, un proyecto experimental de grabado de prendas de tela a través de objetos cotidianos del mundo urbano como tapas de alcantarillas, rejillas, adoquines, etc. Iniciativa que tuvo su comienzo en Portugal por su creador Emma-France Raff y que ahora ya está presente en distintas ciudades europeas.

Desde Berlín y pasando por Barcelona, Madrid, Amsterdam, Paris, Lisboa u Oporto, el proyecto Raubdruckerin viaja estampando camisetas, bolsos, mochilas y sudaderas de forma artesanal en los rincones más inesperados de las ciudades.

Una manera de dar una vuelta de tuerca al concepto de la moda masiva y poner un altavoz a los objetos más comunes, que a diario pasan desapercibidos, pero guardan un fruto de diseño y creatividad dignos de ser mostrados. De esta forma, lo cotidiano pasa a ser protagonista, y el arte callejero es invertido, donde cada persona lleva consigo un pedacito del espacio que nos rodea a cada uno de nosotros.

Un desarrollo artesanal, donde cada pieza es única, casi irrepetible, utilizando apenas las herramientas básicas para llevar a cabo cada grabado. Un proceso a expensas del clima, de la estación del año o del propio movimiento de la ciudad que interviene en la elaboración de cada prenda.

Respetuoso con el medio, los grabados de Raubdruckerin únicamente utilizan tintas ecológicas libres de gasolina y prendas 100% algodón, procedentes de proveedores totalmente homologados y acreditados.

Además de producir y vender estas prendas únicas, Raubdruckerin ofrece talleres personalizados de grabados en ocasiones especiales, porque como ellos dicen, esta manera de producir artesanal es comunitaria y cálida.

Un proyecto que nace desde la inquietud por cambiar las reglas del juego y donde se obtienen productos totalmente únicos con una esencia descomunal en cada uno. Desde el punto de vista marketing, tenemos un modelo creativo donde la inversión y la exageración han jugado un papel crucial.

La inversión de ese arte callejero y la exageración de llevar consigo un pedacito de la ciudad como puede ser una rejilla o tapa de alcantarilla que nunca antes te había llamado la atención.

raubdruckerin04 raubdruckerin03 raubdruckerin02 raubdruckerin01

Fotos: raubdruckerin.de

Facebook Comments

Post a comment