La creatividad es algo tan intangible que es difícil definir con palabras. Quizás por eso guarda ese halo de magia y misterio. Cómo alcanzar esa creatividad que de un golpe en la mesa, que acierte y que tenga el valor de la diferenciación e innovación.

Esa es la cuestión chicos. Llegar a conseguir resultados creativos para proponer escenarios distintos a los establecidos en el contexto de nuestras marcas de consumo. Que sorprendan al consumidor, que aporten novedad y contribuyan al desarrollo de la sociedad. Complejo, ¿a qué sí?

Sí, no nos engañemos. Poder llegar a resultados óptimos es muy complejo y es por eso que tenemos a nuestra disposición excelentes técnicas creativas para poder trabajar, como la que hoy os traigo. Se llama Gamestorming.

Sin más, es un procedimiento que engloba diferentes técnicas creativas que están basadas en juegos. Hay diversas formas de potenciar la creatividad (recomendado leer el post sobre las 7 prácticas para potenciar la creatividad), y ésta, basada en juegos es una que utilizo muy a menudo.

He podido comprobar que cuando olvidamos momentáneamente el problema que nos ocupa y que nos oprime en tiempo para encontrar la solución que esperamos o que esperan de nosotros, podemos llegar a multiplicar nuestra capacidad creativa.

Eso se consigue jugando. Sí. Como cuando éramos niños. Estas técnicas creativas que nos ofrece Gamestorming nos ayudan a realizar diferentes pasos laterales en nuestro cerebro de manera divertida y sin darnos cuentas.

  1. Centrarnos en el problema que nos ocupa
  2. Buscar asociaciones registradas en nuestra mente
  3. Factores de azar
  4. Enlaces de conexiones para solucionar el problema

Esos cuatro puntos son clave en el proceso creativo Gamestorming. Para ello y para poder entenderlo mejor os voy a explicar una técnica, pero aquí, en el libro Gamestoring, 83 juegos para innovadores, inconformistas y generadores del cambioencontraréis muchas más.

TÉCNICA GAMESTORMING “CELEBRIDADES SORPRENDENTES”. 

Se trata de plantear el problema que nos tiene ocupados y que no logramos encontrar solución. Imaginemos que tenemos que realizar la campaña para nuestra tienda de ropa en estas próximas rebajas.

Para provocar la creatividad nos formaremos un abecedario de la A a la Z. A cada letra asociaremos un personaje famoso, de ficción, dibujo animado… lo que nos venga a la cabeza! Haremos ese listado.

Luego, al azar, escogeremos una letra. Miraremos quién es el personaje y listaremos todos los atributos y asociaciones que nos vengan a la cabeza sobre ese personaje en cuestión.

Con ese listado nos ayudaremos para encontrar una idea creativa y poder dar solución a esa campaña de rebajas para nuestra tienda de ropa.

Pensad que esta técnica nos ayuda a olvidarnos del problema por unos momentos y a que nuestra mente trabaje en asociaciones que ya tenemos adquiridas para implementarlas en el resultado. No es fácil, necesita mucha práctica, pero os aseguro que ofrece resultados que de otra manera sería casi imposible.

¿Lo probaréis?

 

Facebook Comments

Website Comments

Post a comment