La creación de nuevos productos y servicios se puede englobar en las diferencias y novedades que estos productos y servicios aporten al escenario comercial actual y a las percepciones que provoquen en el consumidor.

El diseño de producto, desde la visión de marketing, tiene que tener características funcionales y a su vez, características emocionales que convivan intrínsecamente con la parte más técnica del desarrollo del producto o servicio.

Así es que desde el punto más inicial de la creación de un nuevo producto, podemos diferenciarlo y estructurarlo en tres categorías, según su aporte al mercado:

  1. Productos originales: Son aquellos que aportan nuevas características físicas en su diseño y apariencia y además aportan nuevas características perceptibles al consumidor. Ejemplo: Dron.
  2. Productos rediseñados: Son aquellos que sufren variaciones en sus características físicas, costes, materiales… pero sin alterar la función principal del producto. Ejemplo: iPhone 6 Plus.
  3. Productos reposicionados: Estos mantienen unas características físicas similares pero ofrecen distinta imagen o percepción para el consumidor. Ejemplo: Nuevo Mercedes clase A.

Tener claro en qué categoría de producto voy a trabajar es vital para que el inicio del proceso creativo sea coherente y acertado a las expectativas de mi organización y de mis consumidores.  Son diferentes entre sí y cada categoría aportará nuevos conceptos al mercado.

El producto original nos lleva a un estudio completo de mercado y a desarrollar un proceso creativo profundo para aportar algo totalmente novedoso. El producto rediseñado busca nuevas aportaciones físicas que sorprendan al consumidor pero siendo el mismo producto en realidad. Y el producto reposicionado modifica ciertas apariencias buscando un nuevo público, que acompañe por supuesto con una imagen diferente, vinculada a ese nuevo público objetivo.

3 categorías de productos que nos ayudarán a estructurar nuestro proceso de desarrollo de nuevos productos y servicios dentro de nuestras empresas y nos ayudarán a definir mejor el objetivo final del trabajo.

Facebook Comments

Post a comment