El post de hoy es especial puesto que lo comparto con Ignacio Zaballos, CEO y Cofounder en Journifyuna aplicación móvil pensada para compartir el coche a diario, ahorrando así en los costes de desplazamiento. Viajar de una forma más rápida, barata y cómoda es posible.

Conocí a Ignacio en la sesión de marketing que impartí en el centro Explorer de la UPV de Valencia y a través de uno de los conceptos de marketing emocional que estuvimos debatiendo en el aula, me compartió esta súper interesante acción que desarrollaron para dar a conocer su aplicación. Acción, cabe destacar enfocada en estimular el concepto del miedo.

journify-app

La acción consistió en que unos “agentes” de Journify repartieron flyers que simulaban una multa de tráfico y que dejaron cuidadosamente en los limpiacristales de los coches estacionados, siendo en realidad un reclamo a modo publicitario sobre la app. Estas “multas” fueron repartidas en las principales zonas universitarias de la provincia de Valencia. La multa, por un importe de 2.000€, simula lo que los conductores podrían ahorrar compartiendo coche, y que pagan año a año por no hacerlo.

Cabe destacar que dichas multas no hacen referencia de ningún tipo al ayuntamiento o a la policía, por lo que legalmente no se incumplía ninguna normativa y se caía en ningún tipo de infracción legal.

La acción que buscaba despertar el miedo en los conductores para después dejarles un mensaje de ahorro de dinero fue acompañada por cuñas de radio en las principales emisoras musicales, que son las que escuchan el target de Journify (Los40, EuropaFM, Hit FM, Activa FM, Muy Buena FM).

multa-01-journify multa-02-journify

En dichas cuñas, se advertía a los universitarios de que los agentes de Journify estaban multando a los universitarios por no compartir coche. Se les invitaba a entrar en la plataforma STOP MULTAS para que se enteraran de todo el movimiento reivindicativo y de la reacción de la RESISTENCIA. 

Al finalizar, la campaña generó un gran revuelo entre todos los universitarios de la provincia, los cuales al ver las multas echaban a reír y empezaban a compartirlas en sus propias redes sociales, obteniendo la marca un mayor alcance. Incluso algunos “instagramers” se han sumado voluntariamente a la revolución, compartiendo sus multas en su perfil de Instagram.

Una acción puntual que basa su estrategia en una de mis emociones preferidas, el miedo. Los chicos de Journify han conseguido despertarlo en los universitarios y seguidamente conseguir que se divirtieran y conocieran los beneficios de la aplicación y de compartir vehículo. Enhorabuena Ignacio y todo el equipo por atreveros a crear diferente!! Suerte!!

stop-multas-journify

Facebook Comments

Post a comment