Cómo han cambiado los anuncios de Navidad: de la alegría a la melancolía

Es indudable que cada año la Navidad llega a antes a nuestros hogares. Las marcas se afanan por preparar sus productos, estrategias y mensajes para intentar conseguir el mayor impacto posible y la máxima difusión incrementando el tiempo de exposición. Una temporada esperada por muchos, tanto por consumidores como por marcas, puesto que es un momento dulce para consumir y vivir reuniones especiales junto a familiares y amigos. ¿El comienzo? Los anuncios de Navidad.

Y, aunque pueda parecer extraño, puesto que la Navidad siempre transcurre de la misma manera, con las mismas normas y bajo los mismos parámetros… realmente está en continua evolución. Al menos, en cuanto a los mensajes que las marcas lanzan al público. Seguro que te has dado cuenta, pero en esta entrada vamos a comparar cómo son los estímulos publicitarios de Navidad en nuestros días frente a los recibidos hace ya algún tiempo. Te adelanto que es muy sorprendente.

¿Cómo influye el entorno actual a los anuncios de Navidad?

Si eres lector o lectora habitual del blog ya sabes que siempre tenemos el foco puesto en aquello que está ocurriendo allá afuera. El entorno que nos rodea domina casi siempre el comportamiento de los consumidores y, por ende, los movimientos estratégicos de las marcas. Por supuesto, también en Navidad.

Y esto es muy singular y especialmente llamativo en los últimos tiempos, donde hemos venido arrastrando situaciones más o menos preocupantes de crisis económicas, sanitarias y conflictos globales que perturban la actualidad. En una época donde la carga emocional es inigualable a cualquier otra del año, los mensajes de las marcas se han vuelto mucho más sensoriales que hace algunas décadas.

Esto responde a una mayor profesionalización de las marcas, pero también del consumidor. Ahora conectamos mucho más de manera emocional con los mensajes publicitarios. El impacto de la constante exposición a mensajes, los propios deseos de los consumidores por vivir experiencias y la tendencia en la producción de anuncios mucho más trabajados desde el plano cinematrográfico están marcando la línea.

De ahí que la Navidad deba alinear el mensaje con lo que demanda la sociedad. El amor, la solidaridad, la familia o la amistad son las grandes etiquetas que centran la atención de esta época. Todo esto engloba a un concepto que tradicionalmente está siempre presente como es la ilusión. Muchas veces en forma de fiesta, pero otras muchas de manera extremadamente melancólica.

El cambio en los anuncios de Navidad, de los mensajes inofensivos al conseguir hacernos pensar

De hecho, estos mensajes han ido evolucionando con el paso del tiempo. Podemos observar como en la actualidad están centrados en su globalidad en aquellas pequeñas cosas. Normalmente, como decimos, entorno al concepto de la melancolía, aunque también los hay que buscan el humor, siendo éste también a veces en tono protesta o de añoranza.

Lo que está claro es que los anuncios de Navidad han pasado de enviar unos mensajes inofensivos, altamente planos, a provocar que el usuario piense y se aleje del estrés, la urgencia y aquellos estímulos de su día a día que les roban el tiempo de pensar.

Esto lo vemos con muchos ejemplos, pero sobre todo también con los anuncios de Lotería de Navidad. Aunque es cierto que la suerte, la fortuna y la magia ha estado ahí, en los últimos años observamos como se busca conectar con las personas con un estilo mucho más fraternal, poniendo en valor la solidaridad y en los casos cotidianos que tienen a ser desfavorables.

Lo mismo ocurre con muchos de los anuncios de productos. Lejos quedan los spots de marcas como Ferrero Rocher e Isabel Presley, turrón el Lobo o las burbujas de Freixenet. Mensajes que estimulan la felicidad inocente, el entretenimiento o el status de saber elegir y no fallar.

En lugar de éstos, llegan los mensajes socialmente más profundos de Ruavieja, Campofrío o Suchard. Un enfoque más alineado quizás a nuestra realidad, pero que dan un espacio para pensar.

compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar...

Sé el primero en saber
Recibe en tu bandeja de entrada de correo los últimos artículos publicados.

Por cada nuevo suscriptor plantaré un árbol en colaboración con Tree Nation


Loading

La innovación no tiene por qué ser disruptiva

Dos enfoques están siendo objeto de conversación entre los profesionales que trabajan la innovación: la innovación disruptiva y la innovación no disruptiva o sostenible. Ambas estrategias tienen objetivos diferentes y abordan distintos aspectos del mercado, pero comparten el propósito fundamental de impulsar el crecimiento del negocio de manera innovadora. Vamos a explorar la diferencia entre estos dos conceptos para tener mayor conocimiento a la hora de tomar decisiones.

¿Qué es la innovación disruptiva?

La innovación disruptiva implica la introducción de productos o servicios radicalmente nuevos en el mercado. Estos productos, o servicios o modelos de negocio, cambian fundamentalmente la forma en que se realiza una actividad o se satisface una necesidad.

Este enfoque perturba, a propósito o no, el mercado existente. ¿Esto que quiere decir? Que desafía a las empresas establecidas creando nuevas oportunidades y nuevas reglas. Un ejemplo de innovación disruptiva es el del propio Uber en la industria del transporte. La marca no solo proporcionó una alternativa más conveniente y accesible a los taxis tradicionales, sino que transformó por completo el modelo de negocio al aprovechar la tecnología móvil. Es decir, aunque sigan conviviendo taxi y Uber, se considera innovación disruptiva porque la novedad puede acabar con el modelo o los servicios anteriores.

La innovación disruptiva está bien, es una opción muy buena, pero como bien afirman W. Chan Kim and Renée Mauborgne, la obsesión por la disrupción oculta una verdad importante: la innovación creadora de mercado no siempre es disruptiva.

Puede que la gente hable de disrupción. Sin duda es importante y está a nuestro alrededor. Pero es solo un extremo de lo que consideramos el espectro de la innovación creadora de mercado. En el otro extremo está lo que hemos dado en llamar creación no disruptiva, a través de la cual surgen nuevas industrias, nuevos puestos de trabajo y un crecimiento rentable sin destruir las empresas o los puestos de trabajo existentes.

¿Qué es la innovación no disruptiva o sostenible?

Por otro lado, la innovación sostenible se centra en mejorar y optimizar productos y procesos existentes con el objetivo de garantizar la continuidad a largo plazo. Este enfoque busca minimizar el impacto ambiental, social y económico, a la vez que crea valor a lo largo del tiempo.

Con la disrupción, la creación de mercado está inexplicablemente ligada a la destrucción o el desplazamiento. Pero la creación no disruptiva rompe ese vínculo. Revela un inmenso potencial para establecer mercados donde antes no existían y, al hacerlo, fomentar el crecimiento económico de un modo que permita a las empresas y a la sociedad prosperar juntas. Puede tener un importante impacto en el crecimiento, el empleo y la sociedad.

La microfinanciación es una innovación no disruptiva

Vamos a pensar en la microfinanciación. Es una innovación que ha transformado la vida de muchas de las personas más pobres del mundo, puesto que pone los servicios financieros al alcance de quienes subsisten con menos recursos. Antes de la llegada de la microfinanciación, ningún banco u otra institución financiera estaba dispuesta a prestarles servicios, por considerarlos inadecuados como prestatarios. Muhammad Yunus, fundador del Banco Grameen, encontró la manera de evitar este problema y permitió que personas a las que hasta entonces se les había negado el acceso al capital crearan nuevas microempresas, puestos de trabajo, niveles de vida más altos y esperanza. La microfinanciación se ha convertido en una industria multimillonaria con una asombrosa tasa de devolución de préstamos del 98% y mucho margen de crecimiento futuro.

Barrio sésamo es una innovación no disruptiva

¿Y si pensamos ahora en el programa de televisión Barrio Sésamo? Este enseñaba a los niños en edad preescolar a contar, a nombrar los colores y las formas y a reconocer las letras del abecedario. Lo mejor es que los niños se divertían tanto viéndolo, con sus adorables Teleñecos y sus canciones, que ni siquiera se daban cuenta de lo mucho que estaban aprendiendo. Barrio Sésamo no desplazó a los centros preescolares, las bibliotecas o incluso a los padres que leían cuentos a sus hijos antes de dormir. Más bien dio lugar a una nueva industria -la educación preescolar- que en su mayor parte no existía antes. Hoy es una industria multimillonaria. Y Barrio Sésamo se ha convertido en el programa de televisión infantil de mayor éxito y duración de la historia, con decenas de premios Emmy y 11 Grammy.

Sea como sea, no siempre hay que abrazar la disrupción para generar innovación. Es simplemente un camino más, pero la innovación no disruptiva o sostenible puede incluso, generar un mejor impacto a la sociedad. Piensa sobre ello, seguro que descubres muchos más ejemplos. De hecho, te recomiendo este libro “Beyond Disruption: Innovate and Achieve Growth without Displacing Industries, Companies, or Jobs” de de W. Chan Kim y Renée A. Mauborgne.

Foto de Dstudio Bcn en Unsplash

compartir

Yerka es la bicicleta con candado integrado para evitar preocupaciones

Hoy te traigo otra combinación que me encanta. Se trata de la bicicleta Yerka y su innovador diseño que ha revolucionado la concepción tradicional de las bicicletas. Al mismo tiempo, abordando la preocupación sobre el robo de bicicletas que cada día está más presentes en las ciudades.

Esta bicicleta fue creada en Chile por tres estudiantes universitarios que se propusieron diseñar una bicicleta que fuera prácticamente imposible de robar. La idea principal detrás de la Yerka es que la propia estructura de la bicicleta se convierte en su sistema de seguridad. Es decir, no necesita ningún complemento externo para garantizar la seguridad una vez que no estemos con ella.

Lo más distintivo de la bicicleta Yerka (ver web) es el diseño de su estructura o cuadro. A diferencia de las bicicletas convencionales, el tubo inferior del cuadro se divide en dos partes que se pueden separar y unir fácilmente. De esta manera, se puede rodear cualquier poste o estructura fija a la que se quiera asegurar la bicicleta. ¡Este diseño único permite que la bicicleta se convierta en su propio candado! Al unir las dos partes del tubo inferior, se bloquea la rueda trasera y entonces se hace imposible su sustracción.

Una idea que parece inspirada por la técnica de la combinación, propia del marketing lateral y que es protagonista en la metodología de creatividad de “Los 7 pecados laterales”.

El sistema de seguridad integrado de Yerka la hace única

La simplicidad del sistema de seguridad de la Yerka es parte de su éxito. Como decía, no hay necesidad de llevar candados adicionales, ya que el propio cuadro se convierte en un mecanismo de seguridad efectivo. Además, el proceso de bloqueo y desbloqueo es rápido y sencillo, lo que hace que sea muy útil para casi todos los públicos.

El sistema antirrobo no es lo único por lo que destaca esta bicicleta urbana. También lo hace por sus propias características como bicicleta. Está diseñada para ser muy ligera, resistente y fácil de usar en entornos urbanos. La estructura del cuadro, además de su función de seguridad, proporciona una base sólida para una conducción estable.

En términos de estilos y modelos, ahora mismo ofrecen diferentes opciones para adaptarse a las preferencias de los ciclistas. Desde bicicletas de ciudad hasta modelos más orientados al rendimiento, la gama de productos se ha expandido para atender a una variedad de necesidades y estilos de vida.

La bicicleta Yerka ha recibido muy buenos puntos de vista por su creatividad y efectividad en la prevención de robos. A medida que la preocupación por la seguridad de las bicicletas en entornos urbanos sigue creciendo, el enfoque único de la Yerka ofrece una solución que podría inspirar futuras innovaciones en el diseño de bicicletas y la seguridad en el ciclismo urbano.

Además, la historia de los tres estudiantes universitarios que transformaron una idea en un producto exitoso me encanta. Esto solo es una señal más de que aplicando creatividad y atrevimiento se puede emprender e innovar con éxito.

compartir

Cargando

buscador de noticias

Buscar