Manzana Postobón, refresco con gas de la marca colombiana Postobón, lanzó una acción enmarcada dentro de la estrategia de marketing social que pretende luchar contra el desperdicio de comida en Colombia.

Como en otras ocasiones, ya hemos hablado de esta problemática mundial y de cómo poder darle solución para controlar el desperdicio de comida en buen estado, pero hoy, centraremos este post en una acción que generó mucha interacción de una forma muy creativa.

En los restaurantes de Colombia se llegan a desperdiciar cerca de 3,4 millones de toneladas de comida al año. Comida que está en perfecto estado y podría alimentar a muchas personas que pueden necesitarlo. Además, en este país, cerca de 40.000 personas de la calle no tienen qué comer en su día a día.

Realmente es una contradicción, algo que sorprendentemente pasa en todo el mundo, y que ahora, algunas marcas se están involucrando con este tema dentro de sus estrategias de mercadeo social, de marketing social. Es el caso de Postobón con su último producto de éxito, Manzana Postobón.

La marca de gaseosas preparó y lanzó una campaña con la que quería sensibilizar a los consumidores y que éstos tuvieran un contacto directo con las personas que podrían recibir la ayuda. Como de la técnica de sustitución de marketing lateral se tratará, se sustituyó el tirar por el compartir.

De este modo, surgió la propuesta de compartir la comida sobrante, y que está en buen estado, de los menús de comida rápida que se consumen en todos los restaurantes y cadenas repartidas por el país. El consumidor podría recoger la comida que no va a utilizar, rellenar un nuevo vaso de gaseosa Manzana Postobón de forma gratuita y llevárselo a una persona que lo necesite.

marketing social manzana postobon

Para ello, se diseñó un nuevo mantel para la bandeja de la comida. Un mantel con una nueva funcionalidad, la de convertirse en cajita para contener la comida sobrante y el refresco, y de este modo servir de transporte para la entrega a la persona deseada.

Con esta acción la marca pone a disposición del consumidor una herramienta para que él sea el protagonista del bonito gesto. La marca facilita la herramienta y aporta una contribución en forma de producto, la gaseosa Manzana Postobón.

Un ejemplo más de acción enmarcada dentro de una estrategia de marketing social, en este caso, dentro de la lucha contra el desperdicio de comida diaria que ocurre en todo el mundo.

Facebook Comments

Post a comment