El trabajo que hacen las marcas por contribuir con la sociedad y aportar valores a la misma, es una tarea muy importante y necesaria, la cuál se debe trabajar con mucho cariño y creatividad.

Muchas veces este tipo de estrategias de marketing social hay que trabajarlas desde un escenario donde los recursos, tanto económicos como temporales, son escasos o muy escasos, y se tiene que ajustar muy bien el foco del problema, así como la posterior solución óptima.

Ya no solo por estos dos factores, si no porque muchas veces la puesta en práctica es dificultosa, la creatividad va a ser un agente vital en este tipo de acciones sociales.

La creatividad bien aplicada es importantísimas, y con este ejemplo lo vamos a ver claro. Mirad la campaña con la que me encontré gracias a God Save the Brief (blog que os invito a seguir si no lo seguís ya!!):

Un simple ejemplo de cómo desarrollar acciones de marketing social de manera creativa y que tengan una ejecución perfecta. Genial por Fundación Éxito y por este tipo de acciones en un país al que quiero tanto.

Resuelve un problema en los más pequeños y más alejados, pero con una comunicación directa a padres, informándoles y haciéndolos partícipes del proceso.

Como cualquier caso empresarial, se debe plantear la resolución del problema desde un guión práctico que nos proporciona los pasos a seguir. Podemos utilizar el que mejor se nos adapte, pero yo os dejo uno propio:

1. Identificar el caso social a resolver (Niños con problemas de audición)

2. Identificar los recursos y los inconvenientes técnicos que se presentan (aldeas lejos de ciudades, colegios humildes, falta de formación, se disponen de medios como la radio, etc.)

3. Listar las posibles soluciones que tiene el caso (visitas de un médico, viajes de niños a ciudades, información y educación sobre el problema, etc.)

4. Trabajar la acción mediante ideas creativas (llevar las pruebas a todos los lugares de una forma sencilla, práctica y divertida)

5. Poner en marcha (el maravilloso resultado)

6. Medir

Muchas empresas piensan que este tipo de acciones sociales se les escapan de las manos y que únicamente son cosa de las grandes multinacionales. Pero no es así, sólo con una buena estrategia y con creatividad social, las marcas pueden contribuir con la sociedad y sus habitantes, cerrando un círculo que necesariamente debe estar siempre unido:

Sociedad, marca, personas.

Esos tres agentes tienen que tener un nivel de bienestar óptimo.

Facebook Comments

Post a comment