Creedme, la creatividad es tan delicada y caprichosa que no siempre está entre nosotros para que seamos genios de idear productos o servicios sorprendentes y únicos. Lástima, pero no.

Pero no nos preocupemos, tenemos soluciones muy buenas a nuestra disposición para que evoquemos a la creatividad y nuestro cerebro sea una máquina de imaginación y buenas ideas con el fin de sorprender al mercado con alguna innovación puntera.

Esas soluciones pasan por técnicas creativas que ahora os contaré, pero antes quiero que hagáis algo, apuntadlo bien y no olvidarlo. Quiero que lo experimentéis en vuestras propias carnes. Yo lo llamo “El experimento de la hoja en blanco”:

Cuando tengáis que resolver algún problema, caso, proyecto y tengáis el reto de buscar una solución creativa y original, empezar por sentaros en vuestra mesa de escritorio con tan sólo una hoja en blanco y un lápiz. Esperar y empezar a pensar. Transcurrido un tiempo haz valoración de lo sucedido. ¿Cuántas ideas creativas has conseguido? ¿Qué calidad y/o nivel de creatividad tienen?

A partir de ahí, aplica algunas de las técnicas de creatividad como Gamestorming ó Marketing Lateral de las cuales ya hemos hablado en este blog. Técnicas que provocan a la creatividad y que siguen unos pasos marcados y ordenados, no dejando al pensamiento que divague en la nada y con la presión añadida del agotamiento del tiempo para encontrar esa solución creativa.

Es únicamente un experimento. Diría que hasta un “tonto” experimento, pero que nos ayudará a creernos y a comparar resultados cuando aplicamos técnicas de creatividad provocadoras. Una vez hayas hecho el experimento de la hoja en blanco y compares con alguna de las técnicas de creatividad, no tendrás duda.

Esto siempre lo trabajo con los alumnos en mis clases de creatividad. Nunca falla.

Además, te invito a que leas el post sobre las 7 prácticas para potenciar la creatividad que añadirá más azúcar a tus procesos creativos. Viva la creatividad amigos!!

Facebook Comments

Post a comment