Experiencia Master #Macom5 Alcoy

por Paco Lorente
20 diciembre, 2013
comentarios 2

Uff, ahora mismo estoy sentado delante del ordenador con la pantalla en blanco después de un día que aún no se muy bien definir con palabras.

Semana la que acaba espectacular, con sensaciones miles, todas diferentes, casi más que días tiene la semana. Ha sido una semana con muy pocas horas de sueño, de mucho trabajo y mucha dedicación.

Pero lo tenía claro, al igual que mi compañera Rosalía, esto iba a merecer mucho la pena. Esto es lo más importante que he hecho a nivel profesional en mi carrera.

Delante de mis compañeros del Master, esta vez los chicos y chicas de #Macom5, tres años después de terminar el Master, he tenido el orgullo de poder dar una clase. Comportamiento del consumidor y estilos de vida.

He sentido miedo, fortaleza, terror, acojonamiento, ilusión, seguridad, tranquilidad, nervios. Sí, muchas cosas para una semana, pero no estoy loco, es la tensión de la responsabilidad. La responsabilidad de dar un golpe en la mesa y querer salirte cuando llegue el momento.

¿Y ahora? Creo que hemos hecho una clase bonita, divertida y con conceptos interesantes que a los chicos les ha molado. El tiempo dirá…

Han llegado felicitaciones, las agradezco de corazón, me dan vida, pero no me las voy a guardar. El próximo día, volveré a sentir los mismos sentimientos.

Miedo, fortaleza, terror, acojonamiento, ilusión, seguridad, tranquilidad, nervios… Porque ellos me ayudan a hacer las cosas bien.

presentacion macom

 

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS Master #Macom5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar