El mercado es altamente competitivo, los consumidores se han especializado y no todo vale ni tiene cabida para ser absorbido por el público. Existen verdaderos retos para las marcas a la hora de desarrollar productos y servicios que sorprendan y aporten elementos con cierta innovación al mercado de consumo.

Para ello no basta con diseñar para satisfacer necesidades sino que se deben crear productos y servicios con marcado carácter innovador y enfocados directamente a la cotidianidad de los consumidores, enfocados a sus estilos de vida.

Para ello debemos de enmarcar los procedimientos de diseño desde el plano estratégico donde generar un estudio exhaustivo y completo del entorno y los consumidores, donde se detectarán insights que nos aportarán la chispa para empezar a concebir esos productos y servicios sorprendentes para que posteriormente el equipo de diseño plasme de manera perfecta todo este trabajo previo.

Ahí es donde radica la diferencia hoy en día a la hora de tener éxito en el lanzamiento de nuevos productos y servicios al mercado, en el enfoque y en saber cuál es el esfuerzo estratégico que se hace en cada uno de ellos. Es más que aconsejable que utilicemos algunas técnicas o herramientas para el desarrollo estratégico del cuál hablamos, algunas de ellos y que yo utilizo podrían ser:

  • Trabaja el estudio del consumidor mediante el análisis de los diferentes estilos de vida que existen en la actualidad en la sociedad. Te ayudará a enfocarte sin distracciones.
  • Creatividad. Utiliza técnicas creativas como Gamestorming o Marketing Lateral.
  • Investiga en la creatividad emocional para crear productos que apelen a distintas emociones.
  • Utiliza innovaciones y avances en otros campos o industrias e intenta implementarlas en el tuyo propio.

Intenta trabajar diferente, dale importancia a la parte estratégica, no tengas prisa, cuando esté todo listo entonces podrás dar el paso hacia el proceso de diseño. Pero con todo más que controlado y con sentido. Acertarás.

Facebook Comments

Post a comment