Intención de Búsqueda, qué es y cómo analizarla para posicionarte en Google

Si estás interesado en mejorar el  posicionamiento de tu web en Google, es probable que hayas oído hablar de la intención de búsqueda, un concepto esencial dentro del SEO. En cualquier caso, si es la primera vez que escuchas el término, no te preocupes porque en este artículo los expertos SEO de diferenciaentre.es explican no solo qué es la intención de búsqueda, sino también cómo puedes analizarla para determinar el tipo de contenido que debes crear para una determinada palabra clave.

Qué es la intención de búsqueda

La intención de búsqueda es la expectativa que tiene el usuario respecto al contenido que se encontrará al realizar una determinada búsqueda. Es decir, es aquello que el usuario espera encontrar al hacer clic en un resultado de Google después de haber realizado una consulta en el buscador.

La intención de búsqueda a veces es fácil de identificar. Sin embargo, no siempre es así, ya que una misma palabra clave puede tener diferentes intenciones de búsqueda según quién realice la búsqueda y cuáles sean sus pretensiones.

Desde diferenciaentre.es nos ponen dos ejemplos para entenderlo mejor. Primero vamos a proponer una palabra clave con una intención de búsqueda nítida y concisa. Por ejemplo: “qué es la intención de búsqueda en Google”. Cuando un usuario introduce esa frase en Google, podemos saber sin atisbo de duda qué es lo que quiere encontrar. Lo que busca es la definición de intención de búsqueda y, tal vez, saber para qué sirve o qué utilidad tiene.

Pero hay palabras clave mucho más confusas. Por ejemplo: “búsqueda”. Ante una palabra clave tan genérica y abierta, caben muchas interpretaciones. El usuario puede estar buscando el significado de “búsqueda” según la RAE, pero también puede estar buscando una empresa que se tenga ese nombre, o un artículo que explique cómo funcionan las búsquedas de Google. Se trata, por tanto, de una palabra clave ambigua que admite diversas intenciones de búsqueda.

Qué tipos de búsquedas existen

Las búsquedas de Google se pueden clasificar de diferentes maneras. Podemos establecer distinciones en torno a la concreción de la búsqueda, el propósito de la consulta, la complejidad de la respuesta, la caducidad del contenido o el formato del contenido buscado, entre otras cosas. Veamos los principales tipos de búsquedas y cómo ayudan a configurar la intención de búsqueda.

Tipos de búsquedas según la concreción

  • Búsquedas genéricas intederminadas: se trata de búsquedas ambiguas y muy poco específicas, cuya intención puede ser muy diversa en función del contexto de la persona que las realiza. Las búsquedas genéricas casi siempre están formadas por una o dos palabras que por sí mismas no expresan la intención de quien las usa.
  • Búsquedas genéricas determinadas: son búsquedas genéricas en las que, al menos, está clara una parte de la intención de búsqueda. Por ejemplo: “ropa deportiva”. En este caso, sabemos que el usuario busca ropa de deporte, pero no qué prendas en concreto ni cuáles son sus preferencias.
  • Búsquedas genéricas con interpretación mayoritaria: son búsquedas que, a pesar de ser interpretables, tienen una intención de búsqueda predominante. Es decir, tienen varias intenciones de búsqueda, pero una de ellas destaca sobre el resto estadísticamente.
  • Búsquedas concretas: son búsquedas específicas en las que habitualmente se utilizan frases o combinaciones de palabras que dejan muy poco lugar a la interpretación o a la duda. A menudo contienen preposiciones y particulas interrogativas como “qué”, “cómo”, “cuál”, “dónde”, “por qué”, “cómo” o “cuándo”.

Tipos de búsquedas según el propósito

  • Búsquedas informativas: son aquellas búsquedas en las que los usuarios esperan obtener información que resuelva sus dudas, consultas o preguntas.
  • Búsquedas comerciales: son aquellas que el usuario utiliza para encontrar productos o servicios, informarse sobre ellos y compararlos con el fin de realizar una posible compra.
  • Búsquedas transaccionales: es un tipo de búsqueda muy similar a la anterior, pero en este caso, el usuario se encuentra en un momento mucho más cercano a la compra, tiene mucho más claro qué quiere comprar o contratar.
  • Búsquedas navegacionales: aquellas cuyo propósito es encontrar una URL en concreto de un sitio web en concreto, como puede ser la página de contacto, la página de acceso o cualquier otro contenido específico.
  • Búsquedas de recursos: se realizan cuando se pretende encontrar material (documentos, bases de datos, imágenes, infografías, estudios) que pueda ser usado externamente para algún propósito determinado. Estas búsquedas pueden ser tratadas también como búsquedas comerciales en la medida en que el usuario podría estar dispuesto a pagar por dichos recursos o materiales.
  • Búsquedas lúdicas: con ellas, los usuarios buscan un tipo de contenido que satisfaga su necesidad de entretenerse. Este tipo de búsquedas pueden considerarse un subtipo de búsqueda comercial, ya que el entretenimiento es un bien de consumo.

Tipos de búsquedas según la complejidad

  • Búsquedas sencillas: se pueden responder de forma sencilla e informal sin ser un experto en la materia. Por ejemplo: “qué ver en Madrid”, “ideas para celebraciones de cumpleaños”, “opiniones sobre X restaurante”…
  • Búsquedas complejas: implican un contenido amplio, profundo y a menudo especializado y redactado por profesionales cualificados. Por ejemplo: “cómo crear un objeto 3D en autocad desde cero” o “procedimiento legal para crear una empresa”.

Tipos de búsquedas según la temporalidad

  • Búsquedas de actualidad: se busca información sobre algo que está pasando en este momento, noticias o tendencias cuya relevancia caerá a medida que transcurra el tiempo. Algunos ejemplos: “qué está pasando en Ucrania”, “real decreto aprobado ayer”, “última hora mercado de fichajes”.
  • Búsquedas atemporales estacionales: son búsquedas que persisten en el tiempo a largo plazo, pero que en en función del año experimentan picos o caídas. Ejemplos: “declaración de la renta”, “viaje a canarias”, “material escolar”, “aire acondicionado”.
  • Búsquedas atemporales inmutables: son consultas acerca de temáticas que no cambian con el tiempo. Por ejemplo: “historia de la antigua grecia” o “razas de perros”.

Tipos de búsquedas según el formato

  • Búsquedas de texto: el usuario pretende encontrar la respuesta a su consulta o la información por escrito.
  • Búsquedas de imágenes: el usuario busca imágenes que resuelvan su necesidad.
  • Búsquedas de vídeos: el usuario busca vídeos.
  • Búsquedas de streaming: el usuario busca retransmisiones en directo.
  • Búsquedas de audio: el usuario busca música, programas de radio, podcasts…
  • Búsquedas de lugares: el usuario quiere saber  la ubicación de un sitio y cómo llegar hasta él (Google Maps).

Por qué es importante identificar la intención de búsqueda de las palabras clave

Cuando creamos contenido para una web centrado en unas determinadas palabras clave con el objetivo de posicionarnos en Google, no basta con emplear esas palabras en el texto y ya está. Es muy importante lo que contamos al usuario, la información que generamos alrededor de dichas palabras clave. Hay que analizar cuál es la intención de búsqueda que estamos resolviendo. Para crear textos SEO que posicionen, estos tienen que responder a la perfección a la consulta del usuario.

El motivo es muy sencillo. Si el contenido no es útil para el usuario, Google lo sabrá y determinará que nuestro contenido no merece ocupar las primeras posiciones. Un ejemplo: si llenamos una página con la palabra clave “estrategias seo” pero realmente el contenido habla sobre estrategias de branding, nuestro contenido nunca aparecerá cuando la gente busque “estrategias seo”. Es un ejemplo algo básico pero que sirve para entender cómo funciona Google en ese sentido.

Del mismo modo, si intentamos posicionar en la búsqueda “camisas para hombre” una página en la que solo ofrecemos un tipo de camisa básica, no nos posicionaremos. ¿Por qué? Porque “camisas para hombre” es una búsqueda genérica. Sabemos lo que busca el usuario en general (camisas para hombre), pero no el tipo de camisa que le gusta en concreto.

Todo esto cobra mucha más importancia cuando tenemos una gran cantidad de palabras clave cuya intención de búsqueda no está clara. Si no le damos al usuario lo que pretende encontrar en cada búsqueda, no nos posicionaremos.

Cómo averiguar la intención de búsqueda de una palabra clave

Aunque no existe un método infalible para identificar la intención de búsqueda de cualquier palabra clave, sí que hay una manera de acercarse a la respuesta en la mayoría de los casos. Y la respuesta, como casi siempre, está en Google.

Si queremos saber cuál es la intención de búsqueda de una palabra clave, es tan fácil como ir a Google y buscar esa palabra clave. ¿Qué está apareciendo actualmente en las posiciones 1, 2 y 3? Ese contenido es el que está respondiendo de forma más satisfactoria a la intención de búqueda de los usuarios. Y es así porque Google es ya muy inteligente. Sabe qué debe mostrar.

Obviamente, habrá casos en los que incluso las primeras posiciones muestren discrepancias importantes entre ellas. Eso significará que esa palabra clave es ambigua o genérica y, por lo tanto, Google muestra resultados de diferentes tipos para satisfacer cualquier posible consulta en torno a esa palabra clave.

¿Qué hacer en este último caso? Nuestra recomendación es que crees un contenido que resuelva todas las posibles intenciones de búsqueda que existen para dicha palabra clave. Y si eso no es posible, crea un cluster. Es decir, una página “principal” en la que desgloses el contenido con enlaces a otras páginas, y en cada una de ellas hablas de uno de los significados o interpretaciones de la palabra clave.

Un ejemplo. Si te das cuenta de que la palabra clave “seo” es demasiado amplia para incluir todo lo que puede estar buscando el usuario, crea varias páginas, cada una de ellas optimizada con una de las intenciones de búsqueda secundarias (“qué es el seo”, “servicios de seo”, “glosario seo”, “estrategias seo”, “cómo aplicar el seo”, etc.) y desde la principal, coloca enlaces a cada una de estas subtemáticas.

intencion-busqueda-google-2

Foto de Firmbee.com en Unsplash

compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Sé el primero en saber
Recibe en tu bandeja de entrada de correo los últimos artículos publicados.

Por cada nuevo suscriptor plantaré un árbol en colaboración con Tree Nation

El impacto del pricing en el recorrido de un producto hasta el consumidor

El sistema de costes es una de las actividades más complejas que se dan en la estrategia de comercialización de cualquier producto. Estos deben equilibrar los gastos que son fruto de la producción, manufactura, logística, impuestos, pérdidas, salarios, etc. con el beneficio buscado de los mismos.

A menudo, el precio final que un consumidor paga por producto es muy distinto al precio que recibe un fabricante, productor, agricultor o ganadero por el mismo producto, pero esto responde a toda la cadena de actividades que soporta el producto hasta llegar al mercado.

En un mundo globalizado como el nuestro, los comerciantes e intermediarios son clave para abastecer de productos a cualquier mercado. Sin ellos sería muy complicado satisfacer las necesidades y deseos de los consumidores globales, pero también implica un incremento del precio final que pagará el cliente, puesto que deben de obtener una rentabilidad razonable por su trabajo en forma de margen comercial.

ejemplo cadena de productiva mercado ganadero
Ejemplo cadena de productiva mercado ganadero. Fuente BRF

Variables que marcan las estrategias de pricing en el recorrido de un producto hasta el consumidor

Por estas y más razones, las estrategias de pricing son una tarea altamente importante y delicada dentro de las organizaciones. Se debe obtener el beneficio justo por cada producto, pero sin duda, siendo consciente de la percepción que tendrá el consumidor de ello. Si las expectativas no se ven alcanzadas o superadas, ese producto será penalizado en la próxima decisión de compra en detrimento de otras opciones que puedan ser o parecer más interesante. Todo esto adquiere todavía mucha más importancia cuando el foco se centra en todos aquellos productos etiquetados dentro de las FMCG.

Aspectos determinantes para que este recorrido sea el óptimo posible son los de valor añadido y valor percibido. Todos aquellos intangibles, como la confianza de marca, la experiencia, la garantía, etc. aportan al producto mayor relevancia y consiguen que el valor percibido por el cliente sea incluso mayor al valor real del mismo, teniendo muy en cuenta aquellas características determinantes del perfil de cada buyer persona.

Variable 1: El propio ciclo de vida del producto

El ciclo de vida de un producto es el viaje desde su creación e introducción al mercado hasta su misma salida. Es vital conocerlo puesto te ayudará a saber de qué forma convertir tu producto en más rentable y así conocer cómo afrontar los cambios que el mercado pueda experimentar y afectar a tu producto.

Variable 2: Asignar un precio muy alto o muy bajo

El rango es totalmente amplio, sin embargo, esta decisión debe pasar por el estado de tu marca, la innovación que el producto o servicio aporte y su ventaja competitiva. La posición ante la competencia y la necesidad que cubra o el deseo que despierte en su público objetivo serán pistas para afinar el punto exacto.

Variable 3: Análisis competitivo

El análisis de las variables de entorno y de la competencia es clave para conocer el estado y la situación que ocupa tu marca respecto al resto. Un mapa de posicionamiento mediante variables como precio-calidad serán de ayuda, entre otras herramientas que darán luz a la toma de decisiones y fijación de precios.

Variable 4: Análisis de competidores

Llegar pronto al mercado es tan perjudicial como hacerlo tarde. Es valioso saber el estado del sector y la madurez de tu público antes de llegar a él con productos y servicios innovadores. La estrategia de pricing será clave para diferenciarte de tu competencia, y esto no solo quiere decir apostar por un precio más bajo, al contrario, cada caso tendrá su solución óptima y ésta puede ser en cualquier ámbito.

pricing-recorrido-de-producto-consumidor

Foto de Gabriella Clare Marino en Unsplash

compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Género no binario, los nuevos retos de la segmentación de marketing

Hace tiempo que la investigación de mercados, la segmentación de consumidores y el marketing en general están evolucionando a la par que la sociedad. Sobre todo en la clasificación de consumidores, puesto que se ha pasado de una clasificación bastante rígida a abrir la puerta a estilos de vida totalmente revolucionarios. Los consumidores identificados con género no binario y transgénero abren un nuevo reto para la segmentación de marketing.

De la misma forma que la sociedad crece en valores y libertades, el marketing debe ir de la mano ofreciendo soluciones a aquellas necesidades o deseos que se despierten. Las nuevas generaciones de consumidores como la Generación Z se encuentran involucrados en toda una revolución de género. Aunque todavía queda muchísimo camino por recorrer, las libertades de elección, de poder expresar los propios sentimientos y ser como cada quién quiere ser está cada día más presente y sigue creciendo.

Para ello, las marcas deben ajustarse. Ya no solo en su comunicación y en cuidar el lenguaje con el cuál se dirigen a la sociedad, si no también a la hora de crear nuevos productos y servicios que estén enfocados cien por cien a las características y demandas de cada público.

Con los estilos de vida nos dimos cuenta que la clásica segmentación por edad, género o poder adquisitivo dejaba muchos espacios sin respuesta en este nuevo siglo, por eso llegaron para dejarnos una nueva mirada hacia el entorno. Ahora, la convencional pregunta entre hombre y mujer está lista para ser evolucionada hacia conceptos donde tengan presencia el género no binario y transgénero.

Es el momento de implementar la diversidad de género en el marketing

Aunque son procesos que puedan ser lentos, ya son muchas marcas las que avanzan en este sentido. Lo importante es integrar estrategias donde se tenga muy en cuenta la inclusión y la organización de enfoques donde el género neutro tenga protagonismo. La rígida visión binaria de género ya no es la receta exclusiva para lograr el éxito, puesto que los más jóvenes tienen identidades mucho más diversas. Por ejemplo, el estudio True Name desarrollado por Mastercard arroja que más del 10% de la población Z en España se siente identificada como no binario.

true-name-genero-no-binario
Estudio True Name. Mastercard 2022

Datos que avalan el cambio social y, como decimos, muchas marcas ya están haciendo movimientos en favor de ello, aunque es cierto que todavía con alguna polémica. Un caso de ejemplo es la Marathon de Nueva York 2022, la cuál incluyó por primera vez premios para la categoría no binaria, generando algo de debate por las características genéticas para el deporte. Más allá del debate social, este tipo de acciones son verdaderamente importantes porque consigue la normalización en la sociedad de nuevas formas de vida. Es cierto que los premios distan mucho de las categorías masculina y femenina, pero es un gran paso.

Sea como sea, debemos entender que el entorno está continuo cambio y los consumidores evolucionan como lo hacen las generaciones. Vienen retos muy importantes en estos próximos 5 años para los que hay que estar preparados y para ello, hay que formarse, aprender y abrir nuestras mentes para coger mucha perspectiva.

Ejemplos como el programa First Date son todo un ejemplo de educación social, sexual y de identidad de género que ayudan mucho a la sociedad. Desde un plano cotidiano, casual y amable, educan sin darnos cuenta en la normalización de la diversidad. Como dice Jeffrey Eugenides, Premio Pulitzer con su libro Middlesex: “El sexo es biológico. El género es cultural”.

Ejemplos de marcas no binarias

No quiero cerrar este importante artículo sin dejarte algunas marcas que guardan la esencia no binaria en su propio planteamiento estratégico:

1. Nudie Jeans. Pantalones vaqueros “jeans” exclusivamente unisex. (Aunque ahora también lanzaron edición femenina)

2. Karibik. Una marca de moda y complementos colombiana que son, como ellos dicen, “más que una marca, una revolución”.

3. No Gender. Una marca de moda con sede en Barcelona y Londres que busca eliminar el sexismo, los estereotipos de género y las barreras en la moda.

4. Akashi-kama. Ropa inspirada en en clásicos japoneses que mantiene una línea neutra.

5. One432. Sigue el modelo del zapato tradicional de Pakistán, actualizado con colores y texturas que no comprenden de sexos. Además, tampoco está determinado en qué pie debes ponerte cada uno de ellos. Una auténtica maravilla.

segmentacion-marketing-no-binario

Foto de Katie Rainbow 🏳️‍🌈 en Unsplash

compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando

buscador de noticias