Intención de Búsqueda, qué es y cómo analizarla para posicionarte en Google

Si estás interesado en mejorar el  posicionamiento de tu web en Google, es probable que hayas oído hablar de la intención de búsqueda, un concepto esencial dentro del SEO. En cualquier caso, si es la primera vez que escuchas el término, no te preocupes porque en este artículo los expertos SEO de diferenciaentre.es explican no solo qué es la intención de búsqueda, sino también cómo puedes analizarla para determinar el tipo de contenido que debes crear para una determinada palabra clave.

Qué es la intención de búsqueda

La intención de búsqueda es la expectativa que tiene el usuario respecto al contenido que se encontrará al realizar una determinada búsqueda. Es decir, es aquello que el usuario espera encontrar al hacer clic en un resultado de Google después de haber realizado una consulta en el buscador.

La intención de búsqueda a veces es fácil de identificar. Sin embargo, no siempre es así, ya que una misma palabra clave puede tener diferentes intenciones de búsqueda según quién realice la búsqueda y cuáles sean sus pretensiones.

Desde diferenciaentre.es nos ponen dos ejemplos para entenderlo mejor. Primero vamos a proponer una palabra clave con una intención de búsqueda nítida y concisa. Por ejemplo: “qué es la intención de búsqueda en Google”. Cuando un usuario introduce esa frase en Google, podemos saber sin atisbo de duda qué es lo que quiere encontrar. Lo que busca es la definición de intención de búsqueda y, tal vez, saber para qué sirve o qué utilidad tiene.

Pero hay palabras clave mucho más confusas. Por ejemplo: “búsqueda”. Ante una palabra clave tan genérica y abierta, caben muchas interpretaciones. El usuario puede estar buscando el significado de “búsqueda” según la RAE, pero también puede estar buscando una empresa que se tenga ese nombre, o un artículo que explique cómo funcionan las búsquedas de Google. Se trata, por tanto, de una palabra clave ambigua que admite diversas intenciones de búsqueda.

Qué tipos de búsquedas existen

Las búsquedas de Google se pueden clasificar de diferentes maneras. Podemos establecer distinciones en torno a la concreción de la búsqueda, el propósito de la consulta, la complejidad de la respuesta, la caducidad del contenido o el formato del contenido buscado, entre otras cosas. Veamos los principales tipos de búsquedas y cómo ayudan a configurar la intención de búsqueda.

Tipos de búsquedas según la concreción

  • Búsquedas genéricas intederminadas: se trata de búsquedas ambiguas y muy poco específicas, cuya intención puede ser muy diversa en función del contexto de la persona que las realiza. Las búsquedas genéricas casi siempre están formadas por una o dos palabras que por sí mismas no expresan la intención de quien las usa.
  • Búsquedas genéricas determinadas: son búsquedas genéricas en las que, al menos, está clara una parte de la intención de búsqueda. Por ejemplo: “ropa deportiva”. En este caso, sabemos que el usuario busca ropa de deporte, pero no qué prendas en concreto ni cuáles son sus preferencias.
  • Búsquedas genéricas con interpretación mayoritaria: son búsquedas que, a pesar de ser interpretables, tienen una intención de búsqueda predominante. Es decir, tienen varias intenciones de búsqueda, pero una de ellas destaca sobre el resto estadísticamente.
  • Búsquedas concretas: son búsquedas específicas en las que habitualmente se utilizan frases o combinaciones de palabras que dejan muy poco lugar a la interpretación o a la duda. A menudo contienen preposiciones y particulas interrogativas como “qué”, “cómo”, “cuál”, “dónde”, “por qué”, “cómo” o “cuándo”.

Tipos de búsquedas según el propósito

  • Búsquedas informativas: son aquellas búsquedas en las que los usuarios esperan obtener información que resuelva sus dudas, consultas o preguntas.
  • Búsquedas comerciales: son aquellas que el usuario utiliza para encontrar productos o servicios, informarse sobre ellos y compararlos con el fin de realizar una posible compra.
  • Búsquedas transaccionales: es un tipo de búsqueda muy similar a la anterior, pero en este caso, el usuario se encuentra en un momento mucho más cercano a la compra, tiene mucho más claro qué quiere comprar o contratar.
  • Búsquedas navegacionales: aquellas cuyo propósito es encontrar una URL en concreto de un sitio web en concreto, como puede ser la página de contacto, la página de acceso o cualquier otro contenido específico.
  • Búsquedas de recursos: se realizan cuando se pretende encontrar material (documentos, bases de datos, imágenes, infografías, estudios) que pueda ser usado externamente para algún propósito determinado. Estas búsquedas pueden ser tratadas también como búsquedas comerciales en la medida en que el usuario podría estar dispuesto a pagar por dichos recursos o materiales.
  • Búsquedas lúdicas: con ellas, los usuarios buscan un tipo de contenido que satisfaga su necesidad de entretenerse. Este tipo de búsquedas pueden considerarse un subtipo de búsqueda comercial, ya que el entretenimiento es un bien de consumo.

Tipos de búsquedas según la complejidad

  • Búsquedas sencillas: se pueden responder de forma sencilla e informal sin ser un experto en la materia. Por ejemplo: “qué ver en Madrid”, “ideas para celebraciones de cumpleaños”, “opiniones sobre X restaurante”…
  • Búsquedas complejas: implican un contenido amplio, profundo y a menudo especializado y redactado por profesionales cualificados. Por ejemplo: “cómo crear un objeto 3D en autocad desde cero” o “procedimiento legal para crear una empresa”.

Tipos de búsquedas según la temporalidad

  • Búsquedas de actualidad: se busca información sobre algo que está pasando en este momento, noticias o tendencias cuya relevancia caerá a medida que transcurra el tiempo. Algunos ejemplos: “qué está pasando en Ucrania”, “real decreto aprobado ayer”, “última hora mercado de fichajes”.
  • Búsquedas atemporales estacionales: son búsquedas que persisten en el tiempo a largo plazo, pero que en en función del año experimentan picos o caídas. Ejemplos: “declaración de la renta”, “viaje a canarias”, “material escolar”, “aire acondicionado”.
  • Búsquedas atemporales inmutables: son consultas acerca de temáticas que no cambian con el tiempo. Por ejemplo: “historia de la antigua grecia” o “razas de perros”.

Tipos de búsquedas según el formato

  • Búsquedas de texto: el usuario pretende encontrar la respuesta a su consulta o la información por escrito.
  • Búsquedas de imágenes: el usuario busca imágenes que resuelvan su necesidad.
  • Búsquedas de vídeos: el usuario busca vídeos.
  • Búsquedas de streaming: el usuario busca retransmisiones en directo.
  • Búsquedas de audio: el usuario busca música, programas de radio, podcasts…
  • Búsquedas de lugares: el usuario quiere saber  la ubicación de un sitio y cómo llegar hasta él (Google Maps).

Por qué es importante identificar la intención de búsqueda de las palabras clave

Cuando creamos contenido para una web centrado en unas determinadas palabras clave con el objetivo de posicionarnos en Google, no basta con emplear esas palabras en el texto y ya está. Es muy importante lo que contamos al usuario, la información que generamos alrededor de dichas palabras clave. Hay que analizar cuál es la intención de búsqueda que estamos resolviendo. Para crear textos SEO que posicionen, estos tienen que responder a la perfección a la consulta del usuario.

El motivo es muy sencillo. Si el contenido no es útil para el usuario, Google lo sabrá y determinará que nuestro contenido no merece ocupar las primeras posiciones. Un ejemplo: si llenamos una página con la palabra clave “estrategias seo” pero realmente el contenido habla sobre estrategias de branding, nuestro contenido nunca aparecerá cuando la gente busque “estrategias seo”. Es un ejemplo algo básico pero que sirve para entender cómo funciona Google en ese sentido.

Del mismo modo, si intentamos posicionar en la búsqueda “camisas para hombre” una página en la que solo ofrecemos un tipo de camisa básica, no nos posicionaremos. ¿Por qué? Porque “camisas para hombre” es una búsqueda genérica. Sabemos lo que busca el usuario en general (camisas para hombre), pero no el tipo de camisa que le gusta en concreto.

Todo esto cobra mucha más importancia cuando tenemos una gran cantidad de palabras clave cuya intención de búsqueda no está clara. Si no le damos al usuario lo que pretende encontrar en cada búsqueda, no nos posicionaremos.

Cómo averiguar la intención de búsqueda de una palabra clave

Aunque no existe un método infalible para identificar la intención de búsqueda de cualquier palabra clave, sí que hay una manera de acercarse a la respuesta en la mayoría de los casos. Y la respuesta, como casi siempre, está en Google.

Si queremos saber cuál es la intención de búsqueda de una palabra clave, es tan fácil como ir a Google y buscar esa palabra clave. ¿Qué está apareciendo actualmente en las posiciones 1, 2 y 3? Ese contenido es el que está respondiendo de forma más satisfactoria a la intención de búqueda de los usuarios. Y es así porque Google es ya muy inteligente. Sabe qué debe mostrar.

Obviamente, habrá casos en los que incluso las primeras posiciones muestren discrepancias importantes entre ellas. Eso significará que esa palabra clave es ambigua o genérica y, por lo tanto, Google muestra resultados de diferentes tipos para satisfacer cualquier posible consulta en torno a esa palabra clave.

¿Qué hacer en este último caso? Nuestra recomendación es que crees un contenido que resuelva todas las posibles intenciones de búsqueda que existen para dicha palabra clave. Y si eso no es posible, crea un cluster. Es decir, una página “principal” en la que desgloses el contenido con enlaces a otras páginas, y en cada una de ellas hablas de uno de los significados o interpretaciones de la palabra clave.

Un ejemplo. Si te das cuenta de que la palabra clave “seo” es demasiado amplia para incluir todo lo que puede estar buscando el usuario, crea varias páginas, cada una de ellas optimizada con una de las intenciones de búsqueda secundarias (“qué es el seo”, “servicios de seo”, “glosario seo”, “estrategias seo”, “cómo aplicar el seo”, etc.) y desde la principal, coloca enlaces a cada una de estas subtemáticas.

intencion-busqueda-google-2

Foto de Firmbee.com en Unsplash

compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar...

Sé el primero en saber
Recibe en tu bandeja de entrada de correo los últimos artículos publicados.

Por cada nuevo suscriptor plantaré un árbol en colaboración con Tree Nation


Loading

La innovación no tiene por qué ser disruptiva

Dos enfoques están siendo objeto de conversación entre los profesionales que trabajan la innovación: la innovación disruptiva y la innovación no disruptiva o sostenible. Ambas estrategias tienen objetivos diferentes y abordan distintos aspectos del mercado, pero comparten el propósito fundamental de impulsar el crecimiento del negocio de manera innovadora. Vamos a explorar la diferencia entre estos dos conceptos para tener mayor conocimiento a la hora de tomar decisiones.

¿Qué es la innovación disruptiva?

La innovación disruptiva implica la introducción de productos o servicios radicalmente nuevos en el mercado. Estos productos, o servicios o modelos de negocio, cambian fundamentalmente la forma en que se realiza una actividad o se satisface una necesidad.

Este enfoque perturba, a propósito o no, el mercado existente. ¿Esto que quiere decir? Que desafía a las empresas establecidas creando nuevas oportunidades y nuevas reglas. Un ejemplo de innovación disruptiva es el del propio Uber en la industria del transporte. La marca no solo proporcionó una alternativa más conveniente y accesible a los taxis tradicionales, sino que transformó por completo el modelo de negocio al aprovechar la tecnología móvil. Es decir, aunque sigan conviviendo taxi y Uber, se considera innovación disruptiva porque la novedad puede acabar con el modelo o los servicios anteriores.

La innovación disruptiva está bien, es una opción muy buena, pero como bien afirman W. Chan Kim and Renée Mauborgne, la obsesión por la disrupción oculta una verdad importante: la innovación creadora de mercado no siempre es disruptiva.

Puede que la gente hable de disrupción. Sin duda es importante y está a nuestro alrededor. Pero es solo un extremo de lo que consideramos el espectro de la innovación creadora de mercado. En el otro extremo está lo que hemos dado en llamar creación no disruptiva, a través de la cual surgen nuevas industrias, nuevos puestos de trabajo y un crecimiento rentable sin destruir las empresas o los puestos de trabajo existentes.

¿Qué es la innovación no disruptiva o sostenible?

Por otro lado, la innovación sostenible se centra en mejorar y optimizar productos y procesos existentes con el objetivo de garantizar la continuidad a largo plazo. Este enfoque busca minimizar el impacto ambiental, social y económico, a la vez que crea valor a lo largo del tiempo.

Con la disrupción, la creación de mercado está inexplicablemente ligada a la destrucción o el desplazamiento. Pero la creación no disruptiva rompe ese vínculo. Revela un inmenso potencial para establecer mercados donde antes no existían y, al hacerlo, fomentar el crecimiento económico de un modo que permita a las empresas y a la sociedad prosperar juntas. Puede tener un importante impacto en el crecimiento, el empleo y la sociedad.

La microfinanciación es una innovación no disruptiva

Vamos a pensar en la microfinanciación. Es una innovación que ha transformado la vida de muchas de las personas más pobres del mundo, puesto que pone los servicios financieros al alcance de quienes subsisten con menos recursos. Antes de la llegada de la microfinanciación, ningún banco u otra institución financiera estaba dispuesta a prestarles servicios, por considerarlos inadecuados como prestatarios. Muhammad Yunus, fundador del Banco Grameen, encontró la manera de evitar este problema y permitió que personas a las que hasta entonces se les había negado el acceso al capital crearan nuevas microempresas, puestos de trabajo, niveles de vida más altos y esperanza. La microfinanciación se ha convertido en una industria multimillonaria con una asombrosa tasa de devolución de préstamos del 98% y mucho margen de crecimiento futuro.

Barrio sésamo es una innovación no disruptiva

¿Y si pensamos ahora en el programa de televisión Barrio Sésamo? Este enseñaba a los niños en edad preescolar a contar, a nombrar los colores y las formas y a reconocer las letras del abecedario. Lo mejor es que los niños se divertían tanto viéndolo, con sus adorables Teleñecos y sus canciones, que ni siquiera se daban cuenta de lo mucho que estaban aprendiendo. Barrio Sésamo no desplazó a los centros preescolares, las bibliotecas o incluso a los padres que leían cuentos a sus hijos antes de dormir. Más bien dio lugar a una nueva industria -la educación preescolar- que en su mayor parte no existía antes. Hoy es una industria multimillonaria. Y Barrio Sésamo se ha convertido en el programa de televisión infantil de mayor éxito y duración de la historia, con decenas de premios Emmy y 11 Grammy.

Sea como sea, no siempre hay que abrazar la disrupción para generar innovación. Es simplemente un camino más, pero la innovación no disruptiva o sostenible puede incluso, generar un mejor impacto a la sociedad. Piensa sobre ello, seguro que descubres muchos más ejemplos. De hecho, te recomiendo este libro “Beyond Disruption: Innovate and Achieve Growth without Displacing Industries, Companies, or Jobs” de de W. Chan Kim y Renée A. Mauborgne.

Foto de Dstudio Bcn en Unsplash

compartir

Yerka es la bicicleta con candado integrado para evitar preocupaciones

Hoy te traigo otra combinación que me encanta. Se trata de la bicicleta Yerka y su innovador diseño que ha revolucionado la concepción tradicional de las bicicletas. Al mismo tiempo, abordando la preocupación sobre el robo de bicicletas que cada día está más presentes en las ciudades.

Esta bicicleta fue creada en Chile por tres estudiantes universitarios que se propusieron diseñar una bicicleta que fuera prácticamente imposible de robar. La idea principal detrás de la Yerka es que la propia estructura de la bicicleta se convierte en su sistema de seguridad. Es decir, no necesita ningún complemento externo para garantizar la seguridad una vez que no estemos con ella.

Lo más distintivo de la bicicleta Yerka (ver web) es el diseño de su estructura o cuadro. A diferencia de las bicicletas convencionales, el tubo inferior del cuadro se divide en dos partes que se pueden separar y unir fácilmente. De esta manera, se puede rodear cualquier poste o estructura fija a la que se quiera asegurar la bicicleta. ¡Este diseño único permite que la bicicleta se convierta en su propio candado! Al unir las dos partes del tubo inferior, se bloquea la rueda trasera y entonces se hace imposible su sustracción.

Una idea que parece inspirada por la técnica de la combinación, propia del marketing lateral y que es protagonista en la metodología de creatividad de “Los 7 pecados laterales”.

El sistema de seguridad integrado de Yerka la hace única

La simplicidad del sistema de seguridad de la Yerka es parte de su éxito. Como decía, no hay necesidad de llevar candados adicionales, ya que el propio cuadro se convierte en un mecanismo de seguridad efectivo. Además, el proceso de bloqueo y desbloqueo es rápido y sencillo, lo que hace que sea muy útil para casi todos los públicos.

El sistema antirrobo no es lo único por lo que destaca esta bicicleta urbana. También lo hace por sus propias características como bicicleta. Está diseñada para ser muy ligera, resistente y fácil de usar en entornos urbanos. La estructura del cuadro, además de su función de seguridad, proporciona una base sólida para una conducción estable.

En términos de estilos y modelos, ahora mismo ofrecen diferentes opciones para adaptarse a las preferencias de los ciclistas. Desde bicicletas de ciudad hasta modelos más orientados al rendimiento, la gama de productos se ha expandido para atender a una variedad de necesidades y estilos de vida.

La bicicleta Yerka ha recibido muy buenos puntos de vista por su creatividad y efectividad en la prevención de robos. A medida que la preocupación por la seguridad de las bicicletas en entornos urbanos sigue creciendo, el enfoque único de la Yerka ofrece una solución que podría inspirar futuras innovaciones en el diseño de bicicletas y la seguridad en el ciclismo urbano.

Además, la historia de los tres estudiantes universitarios que transformaron una idea en un producto exitoso me encanta. Esto solo es una señal más de que aplicando creatividad y atrevimiento se puede emprender e innovar con éxito.

compartir

Cargando

buscador de noticias

Buscar