Intención de Búsqueda, qué es y cómo analizarla para posicionarte en Google

Si estás interesado en mejorar el  posicionamiento de tu web en Google, es probable que hayas oído hablar de la intención de búsqueda, un concepto esencial dentro del SEO. En cualquier caso, si es la primera vez que escuchas el término, no te preocupes porque en este artículo los expertos SEO de diferenciaentre.es explican no solo qué es la intención de búsqueda, sino también cómo puedes analizarla para determinar el tipo de contenido que debes crear para una determinada palabra clave.

Qué es la intención de búsqueda

La intención de búsqueda es la expectativa que tiene el usuario respecto al contenido que se encontrará al realizar una determinada búsqueda. Es decir, es aquello que el usuario espera encontrar al hacer clic en un resultado de Google después de haber realizado una consulta en el buscador.

La intención de búsqueda a veces es fácil de identificar. Sin embargo, no siempre es así, ya que una misma palabra clave puede tener diferentes intenciones de búsqueda según quién realice la búsqueda y cuáles sean sus pretensiones.

Desde diferenciaentre.es nos ponen dos ejemplos para entenderlo mejor. Primero vamos a proponer una palabra clave con una intención de búsqueda nítida y concisa. Por ejemplo: “qué es la intención de búsqueda en Google”. Cuando un usuario introduce esa frase en Google, podemos saber sin atisbo de duda qué es lo que quiere encontrar. Lo que busca es la definición de intención de búsqueda y, tal vez, saber para qué sirve o qué utilidad tiene.

Pero hay palabras clave mucho más confusas. Por ejemplo: “búsqueda”. Ante una palabra clave tan genérica y abierta, caben muchas interpretaciones. El usuario puede estar buscando el significado de “búsqueda” según la RAE, pero también puede estar buscando una empresa que se tenga ese nombre, o un artículo que explique cómo funcionan las búsquedas de Google. Se trata, por tanto, de una palabra clave ambigua que admite diversas intenciones de búsqueda.

Qué tipos de búsquedas existen

Las búsquedas de Google se pueden clasificar de diferentes maneras. Podemos establecer distinciones en torno a la concreción de la búsqueda, el propósito de la consulta, la complejidad de la respuesta, la caducidad del contenido o el formato del contenido buscado, entre otras cosas. Veamos los principales tipos de búsquedas y cómo ayudan a configurar la intención de búsqueda.

Tipos de búsquedas según la concreción

  • Búsquedas genéricas intederminadas: se trata de búsquedas ambiguas y muy poco específicas, cuya intención puede ser muy diversa en función del contexto de la persona que las realiza. Las búsquedas genéricas casi siempre están formadas por una o dos palabras que por sí mismas no expresan la intención de quien las usa.
  • Búsquedas genéricas determinadas: son búsquedas genéricas en las que, al menos, está clara una parte de la intención de búsqueda. Por ejemplo: “ropa deportiva”. En este caso, sabemos que el usuario busca ropa de deporte, pero no qué prendas en concreto ni cuáles son sus preferencias.
  • Búsquedas genéricas con interpretación mayoritaria: son búsquedas que, a pesar de ser interpretables, tienen una intención de búsqueda predominante. Es decir, tienen varias intenciones de búsqueda, pero una de ellas destaca sobre el resto estadísticamente.
  • Búsquedas concretas: son búsquedas específicas en las que habitualmente se utilizan frases o combinaciones de palabras que dejan muy poco lugar a la interpretación o a la duda. A menudo contienen preposiciones y particulas interrogativas como “qué”, “cómo”, “cuál”, “dónde”, “por qué”, “cómo” o “cuándo”.

Tipos de búsquedas según el propósito

  • Búsquedas informativas: son aquellas búsquedas en las que los usuarios esperan obtener información que resuelva sus dudas, consultas o preguntas.
  • Búsquedas comerciales: son aquellas que el usuario utiliza para encontrar productos o servicios, informarse sobre ellos y compararlos con el fin de realizar una posible compra.
  • Búsquedas transaccionales: es un tipo de búsqueda muy similar a la anterior, pero en este caso, el usuario se encuentra en un momento mucho más cercano a la compra, tiene mucho más claro qué quiere comprar o contratar.
  • Búsquedas navegacionales: aquellas cuyo propósito es encontrar una URL en concreto de un sitio web en concreto, como puede ser la página de contacto, la página de acceso o cualquier otro contenido específico.
  • Búsquedas de recursos: se realizan cuando se pretende encontrar material (documentos, bases de datos, imágenes, infografías, estudios) que pueda ser usado externamente para algún propósito determinado. Estas búsquedas pueden ser tratadas también como búsquedas comerciales en la medida en que el usuario podría estar dispuesto a pagar por dichos recursos o materiales.
  • Búsquedas lúdicas: con ellas, los usuarios buscan un tipo de contenido que satisfaga su necesidad de entretenerse. Este tipo de búsquedas pueden considerarse un subtipo de búsqueda comercial, ya que el entretenimiento es un bien de consumo.

Tipos de búsquedas según la complejidad

  • Búsquedas sencillas: se pueden responder de forma sencilla e informal sin ser un experto en la materia. Por ejemplo: “qué ver en Madrid”, “ideas para celebraciones de cumpleaños”, “opiniones sobre X restaurante”…
  • Búsquedas complejas: implican un contenido amplio, profundo y a menudo especializado y redactado por profesionales cualificados. Por ejemplo: “cómo crear un objeto 3D en autocad desde cero” o “procedimiento legal para crear una empresa”.

Tipos de búsquedas según la temporalidad

  • Búsquedas de actualidad: se busca información sobre algo que está pasando en este momento, noticias o tendencias cuya relevancia caerá a medida que transcurra el tiempo. Algunos ejemplos: “qué está pasando en Ucrania”, “real decreto aprobado ayer”, “última hora mercado de fichajes”.
  • Búsquedas atemporales estacionales: son búsquedas que persisten en el tiempo a largo plazo, pero que en en función del año experimentan picos o caídas. Ejemplos: “declaración de la renta”, “viaje a canarias”, “material escolar”, “aire acondicionado”.
  • Búsquedas atemporales inmutables: son consultas acerca de temáticas que no cambian con el tiempo. Por ejemplo: “historia de la antigua grecia” o “razas de perros”.

Tipos de búsquedas según el formato

  • Búsquedas de texto: el usuario pretende encontrar la respuesta a su consulta o la información por escrito.
  • Búsquedas de imágenes: el usuario busca imágenes que resuelvan su necesidad.
  • Búsquedas de vídeos: el usuario busca vídeos.
  • Búsquedas de streaming: el usuario busca retransmisiones en directo.
  • Búsquedas de audio: el usuario busca música, programas de radio, podcasts…
  • Búsquedas de lugares: el usuario quiere saber  la ubicación de un sitio y cómo llegar hasta él (Google Maps).

Por qué es importante identificar la intención de búsqueda de las palabras clave

Cuando creamos contenido para una web centrado en unas determinadas palabras clave con el objetivo de posicionarnos en Google, no basta con emplear esas palabras en el texto y ya está. Es muy importante lo que contamos al usuario, la información que generamos alrededor de dichas palabras clave. Hay que analizar cuál es la intención de búsqueda que estamos resolviendo. Para crear textos SEO que posicionen, estos tienen que responder a la perfección a la consulta del usuario.

El motivo es muy sencillo. Si el contenido no es útil para el usuario, Google lo sabrá y determinará que nuestro contenido no merece ocupar las primeras posiciones. Un ejemplo: si llenamos una página con la palabra clave “estrategias seo” pero realmente el contenido habla sobre estrategias de branding, nuestro contenido nunca aparecerá cuando la gente busque “estrategias seo”. Es un ejemplo algo básico pero que sirve para entender cómo funciona Google en ese sentido.

Del mismo modo, si intentamos posicionar en la búsqueda “camisas para hombre” una página en la que solo ofrecemos un tipo de camisa básica, no nos posicionaremos. ¿Por qué? Porque “camisas para hombre” es una búsqueda genérica. Sabemos lo que busca el usuario en general (camisas para hombre), pero no el tipo de camisa que le gusta en concreto.

Todo esto cobra mucha más importancia cuando tenemos una gran cantidad de palabras clave cuya intención de búsqueda no está clara. Si no le damos al usuario lo que pretende encontrar en cada búsqueda, no nos posicionaremos.

Cómo averiguar la intención de búsqueda de una palabra clave

Aunque no existe un método infalible para identificar la intención de búsqueda de cualquier palabra clave, sí que hay una manera de acercarse a la respuesta en la mayoría de los casos. Y la respuesta, como casi siempre, está en Google.

Si queremos saber cuál es la intención de búsqueda de una palabra clave, es tan fácil como ir a Google y buscar esa palabra clave. ¿Qué está apareciendo actualmente en las posiciones 1, 2 y 3? Ese contenido es el que está respondiendo de forma más satisfactoria a la intención de búqueda de los usuarios. Y es así porque Google es ya muy inteligente. Sabe qué debe mostrar.

Obviamente, habrá casos en los que incluso las primeras posiciones muestren discrepancias importantes entre ellas. Eso significará que esa palabra clave es ambigua o genérica y, por lo tanto, Google muestra resultados de diferentes tipos para satisfacer cualquier posible consulta en torno a esa palabra clave.

¿Qué hacer en este último caso? Nuestra recomendación es que crees un contenido que resuelva todas las posibles intenciones de búsqueda que existen para dicha palabra clave. Y si eso no es posible, crea un cluster. Es decir, una página “principal” en la que desgloses el contenido con enlaces a otras páginas, y en cada una de ellas hablas de uno de los significados o interpretaciones de la palabra clave.

Un ejemplo. Si te das cuenta de que la palabra clave “seo” es demasiado amplia para incluir todo lo que puede estar buscando el usuario, crea varias páginas, cada una de ellas optimizada con una de las intenciones de búsqueda secundarias (“qué es el seo”, “servicios de seo”, “glosario seo”, “estrategias seo”, “cómo aplicar el seo”, etc.) y desde la principal, coloca enlaces a cada una de estas subtemáticas.

intencion-busqueda-google-2

Foto de Firmbee.com en Unsplash

compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar...

Sé el primero en saber
Recibe en tu bandeja de entrada de correo los últimos artículos publicados.

Por cada nuevo suscriptor plantaré un árbol en colaboración con Tree Nation


Loading

Nike One Leak Protection Period, prendas menstruales

Las marcas que lideran el mercado están dando pasos importantes para abordar necesidades que durante mucho tiempo han sido pasadas por alto. Nike, reconocida mundialmente por su innovación en el mundo del deporte y la moda, ha lanzado ‘One Leak Protection: Period’: prendas menstruales diseñadas para proporcionar comodidad y rendimiento durante el ciclo menstrual.

Las prendas menstruales de Nike son unos nuevos leggings cortos menstruales que incluyen un forro absorbente superfino y un ‘slip’ incorporado que se adapta a los movimientos y aporta un extra de protección. Además, no tiene costuras, con lo cual es más cómodo en su uso y en los movimientos que requiere la actividad deportiva. Estas prendas están fabricadas con tecnologías innovadoras que ofrecen absorción, transpirabilidad y comodidad durante la práctica del deporte que sea.

Características y tecnología de “One Leak Protection: Period

1. Absorción y protección

Una de las características más importantes de las prendas menstruales de Nike es su capacidad para absorber el flujo y proporcionar así comodidad. Estas prendas están diseñadas con materiales absorbentes de alta tecnología que ofrecen protección contra fugas y manchas, permitiendo a las mujeres mantenerse activas sin preocupaciones.

2. Transpirabilidad y comodidad

Nike ha integrado tecnologías avanzadas de transpirabilidad en sus prendas menstruales para aumentar la sensación de frescor y comodidad en todo momento. Los materiales ligeros y transpirables permiten una circulación de aire óptima, evitando la sensación de humedad y ayudando a prevenir la irritación de la piel.

3. Diseño ergonómico

El diseño de las prendas menstruales de Nike se adapta perfectamente al cuerpo de la mujer, proporcionando un ajuste ceñido y cómodo que se mueve con ella durante cualquier actividad física. Los cortes y costuras están cuidadosamente diseñados para minimizar la fricción y evitar rozaduras, permitiendo una experiencia sin restricciones mientras se practica deporte o se realiza cualquier otra actividad.

4. Sostenibilidad y responsabilidad social

Además de ofrecer beneficios funcionales, las prendas menstruales de Nike también reflejan el compromiso de la marca con la sostenibilidad y el compromiso social. Estas prendas están fabricadas con materiales reciclados y procesos de fabricación sostenibles, lo que ayuda a reducir el impacto ambiental de la industria textil.

ficha de producto Nike One Leak Protection Period
ficha de producto Nike One Leak Protection Period

El Impacto de las Prendas Menstruales de Nike

Al ofrecer productos diseñados específicamente para el periodo de mestruación, Nike está redefiniendo los estándares de comodidad, rendimiento e inclusión en la industria. Además, al asociarse con organizaciones que trabajan para (por fin) normalizar la menstruación, Nike está utilizando su plataforma para crear un impacto positivo en comunidades de todo el mundo.

Por lo tanto, en desarrollos de productos de este tipo, podemos encontrar que a menudo representan mucho más que una nueva línea de ropa; son un símbolo de progreso y empoderamiento para las mujeres en todas partes.

compartir

El poder de “la técnica Pomodoro” para agilizar procesos de innovación

La innovación es el potenciador que hay detrás del progreso en el entorno empresarial, ya lo sabemos. Además, antes de ello encontramos el pensamiento creativo, pero todavía antes tenemos la eficacia a la hora de ejecutar tareas. Las empresas exitosas no solo siguen las tendencias actuales, sino que también están constantemente buscando formas de mejorar y adaptarse. Sin embargo, el proceso de innovación puede ser complicado y requiere enfoque, disciplina y tiempo. Es aquí donde la técnica Pomodoro entra en juego, ofreciendo una herramienta simple, pero a la vez muy potente para aumentar la productividad y la eficiencia en la generación de ideas y la implementación de proyectos innovadores.

¿Qué es la técnica Pomodoro?

La técnica Pomodoro, desarrollada por Francesco Cirillo allá por la década de 1980, es un método de gestión del tiempo que se basa en la idea de trabajar en bloques de tiempo cortos y enfocados. Estos bloques son conocidos como “pomodoros” y a éstos les siguen pausas cortas de unos 5 minutos. Cada pomodoro típicamente dura 25 minutos, durante los cuales te comprometes a trabajar en una tarea específica sin distracciones. ¡Qué importante esto último! Después de completar un pomodoro, te tomas una de esas pausas breves de 5 minutos. Después de completar cuatro pomodoros, es el momento de una pausa más larga de 15-30 minutos. Sencillo, ¿no crees?

Aplica la técnica Pomodoro a los procesos de innovación

La innovación requiere tiempo dedicado a la reflexión, la experimentación y la colaboración. Sin embargo, en un entorno empresarial donde las demandas son estresantes y los plazos son ajustados, puede resultar difícil encontrar el tiempo necesario para fomentar la creatividad y la innovación. Aquí es donde la técnica Pomodoro puede marcar la diferencia. ¿Cómo?

1. Enfoque y concentración

Uno de los mayores desafíos en el proceso de innovación es mantenerse concentrado en una tarea durante un período prolongado de tiempo. La técnica Pomodoro intenta solucionar este problema dividiendo el trabajo en intervalos manejables.

Al comprometerte a trabajar en una tarea durante un pomodoro de 25 minutos, te “obligas” a concentrarte en esa tarea exclusivamente durante ese tiempo. Esto ayuda a evitar la procrastinación y a aumentar la productividad.

2. Gestión del tiempo

La gestión eficaz del tiempo es fundamental para cualquier proceso de innovación. Con esta técnica puedes asignar bloques de tiempo específicos para trabajar en proyectos determinados. Al programar pomodoros dedicados exclusivamente a la generación de ideas, la investigación o el desarrollo de prototipos, puedes garantizar que estas actividades reciban la atención que merecen sin que se vean interrumpidas por otras tareas urgentes.

3. Potencia la creatividad

La creatividad suele surgir en un entorno donde no existan demasiadas distracciones y presión. Al dividir el trabajo en intervalos cortos y enfocados, la técnica Pomodoro te permite sumergirte completamente en el proceso creativo sin preocuparte por otras responsabilidades.

Además, las pausas regulares entre pomodoros proporcionan oportunidades para descansar y recargar la mente, lo que puede conducir a una mayor claridad mental y nuevas ideas.

4. Iteración y mejora continua

La innovación es un proceso continuado que implica experimentación, retroalimentación y ajuste constante. Con técnicas y procesos como este, se facilita el trabajo al dividir la tarea en bloques de tiempo discretos. Después de completar un conjunto de pomodoros dedicados a un proyecto específico, puedes tomarte un tiempo para revisar tu trabajo, obtener comentarios de tus compañeros y planificar los próximos pasos. Esta estructura fomenta la mejora continua y permite adaptarse rápidamente a los cambios y desafíos que puedan surgir.

Consejos para maximizar la efectividad de la técnica Pomodoro en la innovación empresarial

  • Establece objetivos claros: Antes de comenzar cada pomodoro, asegúrate de tener claro qué tarea o objetivo específico deseas lograr durante ese tiempo.
  • Elimina distracciones: Durante cada pomodoro, trata de minimizar las distracciones eliminando notificaciones de dispositivos electrónicos y bloqueando el acceso a sitios web no relacionados con el trabajo.
  • Experimenta con la duración de los pomodoros: Si encuentras que 25 minutos es demasiado corto o demasiado largo, siéntete libre de ajustar la duración de los pomodoros para que se adapten mejor a tu estilo de trabajo y a las demandas del proyecto.
  • Aprovecha las pausas: Utiliza las pausas entre pomodoros para estirarte, tomar algo ligero o simplemente relajarte. Estas pausas te ayudarán a mantener la energía y la concentración a lo largo del día.
  • Divide tareas: Si necesitas más de 5-7 Pomodoros para una tarea, divídela en tareas más pequeña, pero si necesitas menos de un Pomodoro, agrégala y júntala con otra tarea.

Utiliza The Pomodoro Tracker para ayudarte a poner en práctica la técnica Pomodoro. Recuerda que este método ofrece un enfoque estructurado y efectivo para aumentar la productividad y la eficiencia en el proceso de innovación empresarial. Al dividir el trabajo en bloques de tiempo manejables y enfocados, esta técnica puede ayudarte a mantener la concentración, gestionar el tiempo de manera más efectiva y fomentar la creatividad. Al incorporar la técnica Pomodoro en tu rutina diaria, puedes potenciar la innovación en tu empresa y alcanzar nuevos niveles de éxito.

Photo credit: blog UNITEC

compartir

Cargando

buscador de noticias

Buscar