Mucho se habla de esta palabra que alguna que otra vez hemos intentado explicar en este blog. El insight nos revelan ese punto de inflexión entre lo novedoso y lo que realmente demanda o espera un consumidor de un nuevo producto o servicio.

Sobre la teoría está bien, pero el análisis y la búsqueda de estos insights es más compleja de lo que parece. Requiere una exhaustiva profundización del entorno, de los competidores y de los consumidores para poder encontrar eso que todo vemos pero que necesita ser transformado para crear algo novedoso.

Hoy os quería traer un ejemplo que nos va a ayudar a definir y a entender bien qué es un insight y sobre todo, cómo podemos llevarlo e implementarlo en el proceso de creación de un nuevo producto, y además, comunicarlo de manera eficiente.

Veremos que cuando partimos desde una base estratégica bien definida, con unos atributos claros y argumentados, todo el proceso que viene detrás se simplifica exponencialmente.

Os traigo el ejemplo del último producto que ha lanzado la marca Colgate. Seguro que muchos ya lo habéis visto en lineales o televisión, pero quiero que lo analicemos desde el punto de vista estratégico, marketiniano y desde la propia piel del consumidor.

Se trata del nuevo Colgate Efecto Visible, una nueva pasta de dientes que al cabo de unos minutos, los exactos para tener un buen cepillado, cambia de color para avisar el consumidor de que ya es suficiente y que tiene la seguridad de obtener un cepilla óptimo. Os dejo aquí el spot, porque os aclarará mucho:

La pregunta viene de ahí: ¿Cómo sabemos hasta cuándo es suficiente? Ahí radica ese insight de comportamiento. El consumidor de pasta de dientes tiene la dificultad de identificar cuándo sus dientes están completamente limpios y pueden dejar de cepillarlos.

El lanzamiento de esta nueva pasta de dientes que ayuda a identificar este momento está basado en esa revelación derivada del comportamiento de uso de la persona con el producto.

Facebook Comments

Post a comment