marketing y clases sociales

Las clases sociales para marketing ya no existen

por Paco Lorente
1 diciembre, 2015
comentarios 0

¿Pensáis que es una locura? Si pensamos con nuestra lógica tradicional, puede que sí, pero si lo miramos con una perspectiva más amplia y analizamos bien nuestro entorno, puede que no. Y es que no.

Antes, y hablo de hace ya algunos años, las empresas lanzaban productos y servicios orientados bajo una segmentación muy específica. La segmentación que, cuando estudiamos marketing, nos enseñan. Segmentación por edad, por género, por poder adquisitivo, por clase social… 

Sobre todo, esta última ha perdido mucho valor en las estrategias de marketing y en el diseño de nuevos productos y servicios. Hoy ya no podemos lanzar al mercado productos que estén estrictamente basados en en clases sociales. Recordad: Clase social baja, clase social media y clase social alta.

Incluso recuerdo que también se incluyeron algunos escalones medios como: Clase baja-media y clase media-alta. Parece que ya era complicado segmentar con esta técnica.

Para que nos quede más claro, imaginad alguna de estas situaciones:

  1. Consumidores con una renta media, media-baja o baja, se pueden plantear darse un lujo y gozar de una mini experiencia que originalmente era para ricos. (¿Quién no puede conducir hoy un Ferrari?)
  2. Consumidores con una alta capacidad económica y estatus social, pueden ser vistos buscando algún producto marca blanca o con la calificación low-cost. (Este público busca la diferenciación, sin marca, cualquiera puede llevar un polo Lacoste)
  3. Consumidores pueden ser fanáticos de productos que estaban directamente orientados a sus hijos y representan un auténtico cambio en la percepción de los hábitos de consumo. (Adultos que juegan a videoconsolas)

En el entorno económico social en el que nos movemos y nuestras marcas conviven, no se puede segmentar por estilos clásicos, hoy los estilos de vida son una constante para encontrar el éxito en el mercado.

Como sabéis, en marketing no podemos hacer caso a los extremos, por lo tanto, no nos engañemos, habrán productos que sí podamos utilizar todavía este tipo de segmentación, pero cuidado, hay que saber cómo se encuentra el entorno y así poder tomar decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar