En el último post hablamos del primer factor del conocido macroentorno de marketing, el factor económico y su influencia en el desarrollo de productos. Tras conocer sus principales variables y de qué manera afectan o tienen incidencia en las decisiones estratégicas, como en el caso del Tata Nano, hoy, os acerco el segundo factor de este macroentorno: El factor político.

Este factor es, junto al factor económico, uno de los más delicados y quizás más difíciles de manejar desde los departamentos de marketing. En este punto estamos barajando situaciones y circunstancias que son totalmente ajenas a la organización o empresa pero que afectan directamente sobre ella y sobre los consumidores y su entorno.

El factor político es complejo puesto que no solo nos centramos en la dinámica de lo que pueda ocurrir en el escenario político nacional, si no que también nuestro desarrollo de nuevo producto o servicio puede estar envuelto en otros radios de acción que no debemos pasar por alto.

Aquí tenemos que tener especial atención en la política regional o incluso local, si  nuestro producto va destinado a estos mercados más concretos, o incluso las políticas internacionales y propias de terceros países si en nuestra estrategia está la de internacionalizar mi proyecto.

Puntos de atención que, aunque parezcan básicos, no lo son, y el despistarnos en alguno de ellos puede ser un auténtico problema para el porvenir del proyecto. Pero… realmente, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de factor político? 

Factores relacionados con la regulación legislativa de un gobierno. Ejemplo: Legislación antimonopólico, Leyes de protección del medio ambiente y a la salud, Políticas impositivas, Regulación del comercio exterior, Regulación sobre el empleo, Promoción de la actividad empresarial, Estabilidad gubernamental.

[Definición factor político del macroentorno, Wikipedia]

Con todo esto ya podemos hacernos una idea de lo cambiante que puede llegar a ser el entorno y como este factor político puede dar muchos quebraderos de cabeza a las organizaciones. Desde los departamentos de marketing y diseño se debe anticipar y estar al día de estos movimientos políticos para poder tener mayor capacidad de reacción ante cambios “inesperados”.

Aunque este factor político del macroentorno sea una variable muy inmediata, debemos atender a factores políticos de otros tiempos y analizar su impacto en la sociedad actual. En este sentido ya estamos avanzando el siguiente factor, el factor social, pero con su incidencia en la política.

Mirad, un caso que sucedió hace unos años y que sirve para poner de manifiesto este concepto. La marca de moda Zara lanzó en Israel esta sudadera para niño que al parecer simulaba el pijama Nazi que portaban los judíos en el Holocausto. Esto ocasionó una revuelta de comentarios negativos hacia la marca, incluso llegando al punto de retirar el producto del mercado.

Imaginad el daño que esto ocasiona a la marca en imagen y en recursos, causado por un estímulo social en un mercado externo. La marca alegó que la inspiración creativa fue la de los scheriff del lejano oeste, lo cual no fue interpretado de la misma manera por este público.

sudadera polemica Zara Israel - factor politico macroentorno

Facebook Comments

Post a comment