Métodos para la gestión del rendimiento: KPI y OKR

En todo marco estratégico debemos definir objetivos y saber en todo momento cómo podemos medirlos. Esta medición en algunas ocasiones responderá a valores cuantitativos y en otras a valores cualitativos, pero sea como sea, los conceptos de KPI y OKR nos ayudarán.

En realidad son dos métodos para gestión del rendimiento distintos y a la vez complementarios. En resumidas cuentas, los KPI nos ayudan a conocer el rendimiento de un objetivo mientras que los OKR nos permiten armar dichos objetivos. Vamos a conocerlos en mayor detalle.

¿Qué es un OKR y un KPI?

Dentro de que responden a métodos diferentes, su aplicación está directamente vinculada con los objetivos de cualquier estrategia. Mientras que los OKR (Objetives and Key Results) son los objetivos y resultados claves que se espera de una determinada estrategia o acción, los KPI (Key Performance Indicators) son los indicadores clave de desempeño. Estos últimos miden y hacen seguimiento de manera más precisa los resultados obtenidos.

Siempre hay que tener en cuenta que los KPI serán números medibles y los OKR serán objetivos u resultados clave. Un ejemplo: el “número de likes de una publicación” será un KPI, mientras que “aumentar las ventas cruzadas en un 10%” será un OKR.

Ambos métodos son totalmente compatibles, puesto que los OKR nos darán los objetivos y resultados que deseamos conseguir, y los KPI mostrarán el desempeño real conseguido.

Dentro de os OKR un objetivo te dice dónde quieres llegar y un resultado clave te mide si estás en el camino adecuado. 

Por ejemplo, ante un objetivo que puede ser “lanzamiento exitoso de estrategia de blog corporativo”, algunos de los resultados clave pueden ser “100 share de post”, “50 likes en Linkedin” o “50 suscriptores al blog”.

O: lanzamiento exitoso de estrategia blog

KR 1: 100 shares de post

KR 2: 50 likes en LinkedIn

KR 3: 50 suscriptores al blog

Son, ni mas ni menos que un puente que sirve de vehículo entre los objetivos y la consecución de la realidad. (Quizás también te interese Metodología SOSTAC para tu estrategia digital)

Por otro lado, los KPI son una manera potencialmente exitosa de medir un proceso o una actividad. Saber de forma cuantitativa su rendimiento. Algunos KPIs pueden ser la tasa de conversión, tasa de abandono, tasa de rebote, etc.

Los KPI’s son métricas para conocer el estado actual de tu negocio, mientras que los OKR te ayudarán a plantear el futuro y ayudarte a conseguir tus planteamientos. De hecho, un KPI que desees mejorar te ayudará a plantear un nuevo OKR.

Veamos un ejemplo:

Piensa que tras analizar el tiempo de respuesta del equipo de atención al cliente de tu ecommerce en el chat online el KPI obtenido es un promedio de 30 minutos. Si solo nos centráramos en el KPI el objetivo sería cuantitativo, por ejemplo, disminuir el tiempo a 15 minutos. Sin preocuparnos del cómo y cuáles serían sus consecuencias.

En cambio, esto puede dar pie a un OKR donde su objetivo (O) podría ser “mejorar la atención al cliente”, siendo resultados clave (KR) “disminuir el tiempo de espera a 15 minutos”. Ahora las tareas a fijar podrían ser contratar a más personal, incrementar las horas de atención, implementar otro canal, etc.

compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar...

Sé el primero en saber
Recibe en tu bandeja de entrada de correo los últimos artículos publicados.

Por cada nuevo suscriptor plantaré un árbol en colaboración con Tree Nation


Loading

Nike One Leak Protection Period, prendas menstruales

Las marcas que lideran el mercado están dando pasos importantes para abordar necesidades que durante mucho tiempo han sido pasadas por alto. Nike, reconocida mundialmente por su innovación en el mundo del deporte y la moda, ha lanzado ‘One Leak Protection: Period’: prendas menstruales diseñadas para proporcionar comodidad y rendimiento durante el ciclo menstrual.

Las prendas menstruales de Nike son unos nuevos leggings cortos menstruales que incluyen un forro absorbente superfino y un ‘slip’ incorporado que se adapta a los movimientos y aporta un extra de protección. Además, no tiene costuras, con lo cual es más cómodo en su uso y en los movimientos que requiere la actividad deportiva. Estas prendas están fabricadas con tecnologías innovadoras que ofrecen absorción, transpirabilidad y comodidad durante la práctica del deporte que sea.

Características y tecnología de “One Leak Protection: Period

1. Absorción y protección

Una de las características más importantes de las prendas menstruales de Nike es su capacidad para absorber el flujo y proporcionar así comodidad. Estas prendas están diseñadas con materiales absorbentes de alta tecnología que ofrecen protección contra fugas y manchas, permitiendo a las mujeres mantenerse activas sin preocupaciones.

2. Transpirabilidad y comodidad

Nike ha integrado tecnologías avanzadas de transpirabilidad en sus prendas menstruales para aumentar la sensación de frescor y comodidad en todo momento. Los materiales ligeros y transpirables permiten una circulación de aire óptima, evitando la sensación de humedad y ayudando a prevenir la irritación de la piel.

3. Diseño ergonómico

El diseño de las prendas menstruales de Nike se adapta perfectamente al cuerpo de la mujer, proporcionando un ajuste ceñido y cómodo que se mueve con ella durante cualquier actividad física. Los cortes y costuras están cuidadosamente diseñados para minimizar la fricción y evitar rozaduras, permitiendo una experiencia sin restricciones mientras se practica deporte o se realiza cualquier otra actividad.

4. Sostenibilidad y responsabilidad social

Además de ofrecer beneficios funcionales, las prendas menstruales de Nike también reflejan el compromiso de la marca con la sostenibilidad y el compromiso social. Estas prendas están fabricadas con materiales reciclados y procesos de fabricación sostenibles, lo que ayuda a reducir el impacto ambiental de la industria textil.

ficha de producto Nike One Leak Protection Period
ficha de producto Nike One Leak Protection Period

El Impacto de las Prendas Menstruales de Nike

Al ofrecer productos diseñados específicamente para el periodo de mestruación, Nike está redefiniendo los estándares de comodidad, rendimiento e inclusión en la industria. Además, al asociarse con organizaciones que trabajan para (por fin) normalizar la menstruación, Nike está utilizando su plataforma para crear un impacto positivo en comunidades de todo el mundo.

Por lo tanto, en desarrollos de productos de este tipo, podemos encontrar que a menudo representan mucho más que una nueva línea de ropa; son un símbolo de progreso y empoderamiento para las mujeres en todas partes.

compartir

El poder de “la técnica Pomodoro” para agilizar procesos de innovación

La innovación es el potenciador que hay detrás del progreso en el entorno empresarial, ya lo sabemos. Además, antes de ello encontramos el pensamiento creativo, pero todavía antes tenemos la eficacia a la hora de ejecutar tareas. Las empresas exitosas no solo siguen las tendencias actuales, sino que también están constantemente buscando formas de mejorar y adaptarse. Sin embargo, el proceso de innovación puede ser complicado y requiere enfoque, disciplina y tiempo. Es aquí donde la técnica Pomodoro entra en juego, ofreciendo una herramienta simple, pero a la vez muy potente para aumentar la productividad y la eficiencia en la generación de ideas y la implementación de proyectos innovadores.

¿Qué es la técnica Pomodoro?

La técnica Pomodoro, desarrollada por Francesco Cirillo allá por la década de 1980, es un método de gestión del tiempo que se basa en la idea de trabajar en bloques de tiempo cortos y enfocados. Estos bloques son conocidos como “pomodoros” y a éstos les siguen pausas cortas de unos 5 minutos. Cada pomodoro típicamente dura 25 minutos, durante los cuales te comprometes a trabajar en una tarea específica sin distracciones. ¡Qué importante esto último! Después de completar un pomodoro, te tomas una de esas pausas breves de 5 minutos. Después de completar cuatro pomodoros, es el momento de una pausa más larga de 15-30 minutos. Sencillo, ¿no crees?

Aplica la técnica Pomodoro a los procesos de innovación

La innovación requiere tiempo dedicado a la reflexión, la experimentación y la colaboración. Sin embargo, en un entorno empresarial donde las demandas son estresantes y los plazos son ajustados, puede resultar difícil encontrar el tiempo necesario para fomentar la creatividad y la innovación. Aquí es donde la técnica Pomodoro puede marcar la diferencia. ¿Cómo?

1. Enfoque y concentración

Uno de los mayores desafíos en el proceso de innovación es mantenerse concentrado en una tarea durante un período prolongado de tiempo. La técnica Pomodoro intenta solucionar este problema dividiendo el trabajo en intervalos manejables.

Al comprometerte a trabajar en una tarea durante un pomodoro de 25 minutos, te “obligas” a concentrarte en esa tarea exclusivamente durante ese tiempo. Esto ayuda a evitar la procrastinación y a aumentar la productividad.

2. Gestión del tiempo

La gestión eficaz del tiempo es fundamental para cualquier proceso de innovación. Con esta técnica puedes asignar bloques de tiempo específicos para trabajar en proyectos determinados. Al programar pomodoros dedicados exclusivamente a la generación de ideas, la investigación o el desarrollo de prototipos, puedes garantizar que estas actividades reciban la atención que merecen sin que se vean interrumpidas por otras tareas urgentes.

3. Potencia la creatividad

La creatividad suele surgir en un entorno donde no existan demasiadas distracciones y presión. Al dividir el trabajo en intervalos cortos y enfocados, la técnica Pomodoro te permite sumergirte completamente en el proceso creativo sin preocuparte por otras responsabilidades.

Además, las pausas regulares entre pomodoros proporcionan oportunidades para descansar y recargar la mente, lo que puede conducir a una mayor claridad mental y nuevas ideas.

4. Iteración y mejora continua

La innovación es un proceso continuado que implica experimentación, retroalimentación y ajuste constante. Con técnicas y procesos como este, se facilita el trabajo al dividir la tarea en bloques de tiempo discretos. Después de completar un conjunto de pomodoros dedicados a un proyecto específico, puedes tomarte un tiempo para revisar tu trabajo, obtener comentarios de tus compañeros y planificar los próximos pasos. Esta estructura fomenta la mejora continua y permite adaptarse rápidamente a los cambios y desafíos que puedan surgir.

Consejos para maximizar la efectividad de la técnica Pomodoro en la innovación empresarial

  • Establece objetivos claros: Antes de comenzar cada pomodoro, asegúrate de tener claro qué tarea o objetivo específico deseas lograr durante ese tiempo.
  • Elimina distracciones: Durante cada pomodoro, trata de minimizar las distracciones eliminando notificaciones de dispositivos electrónicos y bloqueando el acceso a sitios web no relacionados con el trabajo.
  • Experimenta con la duración de los pomodoros: Si encuentras que 25 minutos es demasiado corto o demasiado largo, siéntete libre de ajustar la duración de los pomodoros para que se adapten mejor a tu estilo de trabajo y a las demandas del proyecto.
  • Aprovecha las pausas: Utiliza las pausas entre pomodoros para estirarte, tomar algo ligero o simplemente relajarte. Estas pausas te ayudarán a mantener la energía y la concentración a lo largo del día.
  • Divide tareas: Si necesitas más de 5-7 Pomodoros para una tarea, divídela en tareas más pequeña, pero si necesitas menos de un Pomodoro, agrégala y júntala con otra tarea.

Utiliza The Pomodoro Tracker para ayudarte a poner en práctica la técnica Pomodoro. Recuerda que este método ofrece un enfoque estructurado y efectivo para aumentar la productividad y la eficiencia en el proceso de innovación empresarial. Al dividir el trabajo en bloques de tiempo manejables y enfocados, esta técnica puede ayudarte a mantener la concentración, gestionar el tiempo de manera más efectiva y fomentar la creatividad. Al incorporar la técnica Pomodoro en tu rutina diaria, puedes potenciar la innovación en tu empresa y alcanzar nuevos niveles de éxito.

Photo credit: blog UNITEC

compartir

Cargando

buscador de noticias

Buscar