Si hace unos días os hablaba de Dodow, el sistema que te ayuda a conciliar el sueño más rápido, hoy os quiero compartir un nuevo ejemplo de éxito. En este caso os escribo sobre Calm, la aplicación que ayuda a aprender a relajarnos.

Calm, meditación y sueño

Esta aplicación para dispositivos inteligentes está enfocada y posicionada en la relajación como objeto de deseo. La sociedad actual vive en un entorno donde la inmediatez provoca grandes dosis de ansiedad y estrés en muchas personas y esto se repercute en la falta de tranquilidad y problemas de sueño.

Un estado que siempre ha existido pero que en nuestros días se está agrandando de forma exponencial. Bien en parte por la tecnología y la conectividad, bien en parte por la envolvente social de querer realizar gran cantidad de tareas y acciones en la vida diaria.

calm app meditacion

Y como no, gracias al marketing y a la capacidad estratégica de las empresas, nacen productos y servicios que satisfacen, solucionan y proponen nuevas formas de calmar, nunca mejor dicho, la ansiedad y el estrés.

Esta aplicación, Calm, la aplicación número uno en meditación y sueño proporciona tres aspectos básicos para encontrar un mejor estado emocional en sus usuarios. Se basa en tres pilares:

  1. Meditación: enseña a sus usuarios a aprender la técnica de la meditación
  2. Dormir: mediante técnicas y ejercicios ayuda a conciliar más rápido y mejor el sueño
  3. Música: proporciona la música ideal para relajarse, concentrarse y dormir

En definitiva, una guía práctica para que el usuario encuentre el equilibrio y la calma que ha desaparecido en la revolución tecnológica y que afecta a la jornada cotidiana.

Esta aplicación ha dado el paso hacia el entorno físico al unirse en una estrategia de co-marketing con XpresSpa, tienda especializada en el nicho de mercado y que se encuentra en cientos de aeropuertos de todo el mundo.

Sin duda, existen y se crean nuevos nichos de mercado a diario, simplemente, debemos poner atención a esas necesidades y deseos de los consumidores, que a menudo, pasamos por alto.

Facebook Comments

Post a comment