La riqueza de estos tiempos modernos, de hiperconectividad e inmediatez, es la posibilidad que disponemos de poder hacer algo que impacte en cuestión de minutos. Está en nuestra mano la posibilidad de tener repercusión si somos creativos, y rápidos, muy rápidos!

La calle ya no está hecha para los grandes planes de marketing, las grandes planificaciones ni las grandes ideas que necesitan maduración. Hoy la calle es de los que aprovechan las situaciones inesperadas y son capaces de adaptarse rápidamente y crear algo único. Recuerda que ser el primero premia en estas situaciones.

Todos conocemos a estas alturas la fiebre que Nintendo y PokémonGo han contagiado al mundo entero con este juego interactivo de rol que ha hecho salir a la calle a milles de personas a cazar estos bichejos que andan sueltos de manera virtual. Tal ha sido la sensación que los jugadores pasan más tiempo en esta aplicación que en el propio Facebook:

Cuando ocurren este tipo de situaciones de impactos multitudinarios e internacionales, nacen cantidad de posibilidades asociadas a la temática o actividad en cuestión. Sólo se necesita creatividad y agilidad, como ha hecho este joven taxista argentino que ha creado el “Poketaxi”.

Nada más y nada menos que un taxi especializado en desplazar a los cazadores más intrépidos de PokémonGo por toda la ciudad en busca de los Pokémons más exóticos. Este chico lo ha tenido claro, tiene en su mano ofrecer un servicio especializado para este estilo de vida tan peculiar. La inversión, cero. 

Y ciertamente, es aprovechar un fuerte insight del entorno, moldearlo dentro de tu negocio y lanzarlo. En este caso mediante una cuenta de Twitter. (@PokeTaxiGoBsAs)

Ante la pregunta, realizada en una entrevista en el diario losandes.com de cuál es la diferencia entre tomar cualquier taxi al que se le pida ir a tal esquina a cazar un Pokémon y su servicio, el poketaxista respondió: “Primero, que entiendo del tema y, segundo, que no te juzgo”. Perfecto. 

Todavía no ha llevado a nadie directamente con este servicio, pero en muchos medios de comunicación, este joven taxista de 29 años, ya es muy pero que muy conocido. 

Facebook Comments

Post a comment