Si creían que todo estaba inventado, olvídense, están equivocados. Hoy os voy a hablar de un producto realmente sorprendente, ropa anticarterista. Un enfoque de mercado muy concreto, pero al cuál no le faltarán consumidores.

Este producto basado en un insight concreto del entorno y una exhaustiva investigación del comportamiento del consumidor, da lugar a un tipo de ropa que marca la diferencia. Una colección única que llama la atención del público gracias a un fuerte estudio de I+D.

La marca de ropa Clothing Arts empezó a diseñar pantalones anticarteristas para viajeros. Es conocido que los turistas en las grandes ciudades son un blanco demasiado vulnerable para los amigos de lo ajeno, y por supuesto, necesitaban ayuda.

Con estos pantalones que combinan hasta tres cierres diferentes (botones y cremalleras), consiguen una máxima seguridad en el viajero sin perder la elegancia y el estilo que estas prendas aportan. Tanto es así, que ahora han estrenado una línea de ropa para ir al trabajo y otra más casual.

Interesante, ¿no? Colocar el foco en un elemento del entorno y a partir de ahí investigar para conocer si de verdad existe una necesidad por satisfacer. En este caso, además, juega un papel importante tanto el estudio del comportamiento del carterista, como el comportamiento del propio viajero que usará el producto.

Y no es casualidad, en las grandes ciudades las fuerzas de seguridad realizan una gran labor disuadiendo a carteristas y ladrones, pero las cifras muestran que más de un 80% de ellos, vuelve a las andadas una vez puestos en libertad. Quizás estos pantalones anticarteristas sean un complemento a la seguridad urbana.

Ropa, tal cual. Pantalones como otros cualquiera pero con un matiz singular que a su vez minimiza el miedo de ser vulnerable en un lugar desconocido. Seguridad para los días de ocio. Marketing emocional aplicado al diseño de ropa, sin más.

ropa-anticarterista-ii

Facebook Comments

Website Comments

Post a comment