Este concepto que aparentemente suena un poco extraño e inusual, puede resultar de una importancia muy grande a la hora de diseñar o re-enfocar una marca.

Soy un fiel defensor de que cada marca, de cada producto o servicio que lancemos al mercado, debe tener una definición propia y tener su pequeño hueco en el mundo, y por lo tanto, en las mentes y corazones de los consumidores.

No vale “diseñar algo” para tener una marca cualquiera y poder salir al mercado a vender, porque pensamos que nuestro producto es el mejor y no necesitamos más. (Puede ser que el producto sea el mejor, pero necesitas de esa marca bien trabajada)

Debemos de hacer un gran trabajo de investigación, de atributos y características que vamos a querer aportar a esa futura marca. Hacerla única y diferente.

Y es aquí donde podemos trabajar este concepto de marca reventable. ¿Qué es esto de marca reventable Paco? Muy sencillo con un ejemplo:

Si cogemos un botellín de CocaCola de vidrio, sin etiqueta ni marca, y lo tiramos al suelo para hacerlo pedazos, ¿sabrías que se trata de un botellín de CocaCola?

Seguramente la respuesta será afirmativa, porque tenemos bien asociado en nuestro cerebro cómo es esta botella que pertenece a la marca. Y no necesariamente tenemos que ser fanáticos de ella.

Al igual pasa con un reproductor digital de Apple. Si cogemos un iPod, le quitamos el logo y observamos, sabremos perfectamente que se trata de un dispositivo de la compañía de la manzana mordida.

Esto son marcas reventables.

Pero… Si cogemos una camisa, una de las caras, por ejemplo una de Hugo Boss, y la cortamos con una tijeras en trocitos pequeños (eliminando el logo)… ¿Sabríamos que se trata de una camisa Hugo Boss?

Quizás, no pudiéramos decir si sería una camisa Hugo Boss o Náutica o Polo…

En este caso, nos encontramos con marcas no reventables. No tienen un trabajo específico de recuerdo inconsciente de marca como los ejemplos anteriores. Aquí, estamos trabajando técnicas de marketing como son Neuromarketing, llegamos a la mente del consumidor de manera irracional.

En el libro Buyology, su escritor Martin Lindstrom ya hablaba de ello.

¿Te animas a desarrollar tu marca para que se pueda convertir en una Marca Reventable? No es fácil, pero debemos pensar en atributos que lo consigan.

Foto: www.gestalt-terapia.es

Facebook Comments

Post a comment