singles para marketing

Qué suponen las personas solteras para marketing: Singles

por Paco Lorente
8 octubre, 2015
comentarios 0

El consumidor avanza, el entorno cambia y las estrategias que las marcas tienen que lanzar al mercado, también deben de hacerlo. Los modelos familiares están cambiando y la comunicación para estos nuevos modelos familiares es el nuevo reto a alcanzar.

La comunicación como la conocemos hasta ahora ha ido enfocada desde los primeros spot en los años 50 a una mujer tipo ama de casa que cuidaba de los niños y los productos otorgaban “satisfacción” en las diferentes tareas del hogar, mientras el hombre aparecía como la fuente de los ingresos económicos de la familia. Además de reflejar matrimonios con varios hijos donde la unidad familiar era grande.

En los 80 la mujer se empieza a incorporar al mercado laboral y los spot tipo reflejan el nuevo modelo de familia, donde el número de hijos desciende, convirtiendo el estándar en una “pareja con dos hijos”.

En los 90 sigue descendiendo el número de miembros en las familias, la publicidad comunica sobre todo emociones para fidelizar a los consumidores y se ven a los hombres y mujeres en casi una igualdad social. Aparecen hombres haciendo tareas del hogar, mujeres ejecutivas que conducen deportivos, parejas Dinkis (parejas con dobles ingresos pero sin hijos)…

En la actualidad la publicidad también refleja los nuevos modelos de familia. De esta forma surgen nuevas representaciones, como la tendencia por parte de las parejas españolas de la adopción, parejas del mismo sexo, etc.

Buscad este sport de la marca de detergente Puntomatic donde hacían una apuesta por la implicación del hombre en las tareas del hogar: “Una vez un hombre puso la lavadora y no murió”.

Si observamos las estadísticas a día de hoy en España nos revelan que 1 de cada 4 individuos en edad de casarse permanece soltero/a. Lo que contrasta con la realidad de hace 50 años. Preguntémosle a nuestros mayores que son los “singles” (del inglés, solteros”), no lo sabrá, pero pregúntale que son los solteros/as y nos dirán: “personas que nunca se han casado, ni han tenido hijos, un poco raros e infelices”. Los tiempos han cambiado.

Hemos pasado del soltero con todo lo negativo a single, sinónimo de libre, feliz y económicamente correcto. Actualmente el 22% de los hogares españoles son unipersonales, cifra relativamente baja si se compara con París o Nueva York, por ejemplo, donde hay más viviendas de una sola persona que formadas por parejas.

Y… ¿A quién nos dirigimos cuando lanzamos nuestras estrategias de productos o servicios? Para marketing el single es una persona independiente, que vive sola, ya sea soltero/a, divorciado/a, o viudo/a, mayor de 25-30 años, con una situación económica desahogada.

Debemos de tener en cuenta que estas personas singles comen más fuera de casa, viajan más al extranjero, usan más internet, tienden a ir más al gimnasio y además suelen ser más marquistas.

Las mujeres singles gastan un veinte por ciento más en cosmética que las mujeres casadas.

Consumidores singles, pero los hogares al fin y al cabo son iguales, necesitan casi lo mismo que otro, pero en dosis más pequeñas.

Un público muy importante al que no debemos de perder la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar