Creo que el marketing me enamora cada día por la capacidad que tiene de aportar novedades y sorpresas que hacen que sigamos pensando. Eso sí, pensando de fuera de la caja, no de forma común, si no de forma creativa.

Quizás, como los creadores de Ritual Gym, el gimnasio de los 30 minutos. Todo un nuevo concepto de centro deportivo que revoluciona la manera de ir al gimnasio y practicar deporte diario. Su ventaja competitiva, elimina todas las excusas. 

ritual-gym-ritual gym sin excusas 01singapore-e1530158508185

Ritual, el gimnasio para gente ocupada

Plantear una estrategia de marketing para un nuevo negocio significa identificar las variables del entorno. Aquellas que hacen posible la cabida de un nuevo concepto en el mercado. Ritual, lo ha conseguido.

Generando un nuevo formato donde han eliminado cualquier excusa, esas típicas para no ir al gimnasio. Las sesiones son de 30 minutos de duración, bajo la metodología HIIT (Entrenamiento de Intervalos de Alta Intensidad), que consiguen un esfuerzo máximo en un tiempo reducido.

No hace falta que lleves nada, todo está allí. Al entrar te entregan camiseta, pantalón y todo lo necesario para realizar el ejercicio (las zapatillas no son necesarias porque se practica descalzo). En las duchas está todo previsto de champú, gel, toallas, secador, plancha, gomina, etc., y además a la salida se entrega un snack que ayuda a recuperar del ejercicio realizado.

Casi podríamos decir que es un modelo propio de marketing lateral, donde la exageración ha llevado a eliminar aspectos que rodean al concepto de un gimnasio para obtener un resultado singular. Un servicio sorprendente.

El eslogan, todo una promesa de marca. En 30 minutos lo tendrás todo, eso es únicamente lo que tú tienes que aportar. Encontrar media hora en tu día para dar el máximo de ti. No hay excusas.

Sin duda, Ritual es un gimnasio diferente para aquellos que buscan estímulos que les saquen de la rutina.

 

Facebook Comments

Post a comment