Despertar de una manera totalmente natural parece algo improbable dentro de nuestro estilo de vida actual, más si cabe cuando le robamos horas al sueño cada noche. Verdaderamente es un caso de estudio y donde la marca Philips ha encontrado un hueco de mercado con su despertador Wake Up Light, seguramente el despertador más natural que conozcas.

El momento de despertar es un delicado instante que se puede prolongar en el tiempo para los más perezosos, pero también un momento de súbito estrés para otros. Los clásicos despertadores con sus sonidos estridentes han colmado la paciencia de muchos consumidores a lo largo de los años, teniendo la industria que buscar soluciones alternativas y más acordes al comportamiento humano.

Está claro que no todas las personas queremos/debemos/deseamos despertar y empezar el día de la misma forma. Hay quién prefiere escuchar su programa de radio favorito, quién necesite un despertador calmado y relajado como el Sensorwake o quién necesite una buena dosis de adrenalina como aportan los famosos Clocky y Tocky, ambos protagonistas hace unos meses en el blog de Francisco Torreblanca.

Filtrando estos perfiles de público y analizando el comportamiento humano en el momento en el que volvemos al mundo después de las horas de sueño, se llega a la conclusión que un despertador que genere un escenario natural a la hora de despertar mejorará el estado de ánimo de la persona y ayudará a tener una mejor energía para el resto del día.

De este modo, se ha creado el despertador Wake Up Light que combina luz y sonido para generar un entorno lo más natural posible y conseguir despertar a la persona de una manera óptima y agradable.

Treinta minutos antes de que la alarma sonora se active, el despertador comienza a emitir una luz que empieza por un tenue y suave rojizo, pasando por un cálido naranja y terminando por un amarillo brillante que ilumina toda la habitación. De esta forma, el cuerpo se va preparando poco a poco para levantarse.

phillips-wake-up-light-innovacion

Wake Up Light genera un clima ideal y natural, propio de un amanecer en plena naturaleza que ayuda a la persona a llevar un proceso más óptimo.

Si ponemos el foco en la creatividad de este despertador, observamos como es tremendamente exagerado, puesto que en lugar de despertar en segundos, Wake Up Light desarrolla un ritual de treinta minutos en el proceso de despertar, combinando luces y sonidos.

El comportamiento del consumidor, la investigación y la innovación nos llevan a encontrar en el mercado productos como éste que serán la delicia de muchos consumidores.

Facebook Comments

Post a comment