Dentro de marketing social los nuevos retos que las marcas y organizaciones tienen que tener en cuenta son más reales todavía si cabe de lo que ahora entendemos por responsabilidad social.

No basta con tener procesos de producción limpios, cuidar el medio ambiente, respetar los derechos sociales de los empleados, etc. Todo este tipo de acciones sociales los consumidores las tienen ya apropiadas como realizadas. Los consumidores quieren que las marcas se impliquen en los problemas reales de las personas como sociedad.

El entorno es un agente que cambia muy rápidamente, y las personas con él, pero las marcas necesitan ser muy ágiles para poder adaptarse rápido y responder a los requerimientos de la sociedad. Problemas que nacen hoy, y que tienen que ser resueltos de una manera rápida, sorprendiendo al mercado. Si se consigue ser una marca dinámica, ágil y comprometida, se conseguirá un reconocimiento de marca muy positivo por parte de nuestros consumidores.

No hay que olvidar que los grandes problemas de la sociedad pasan por ser grandes pequeños problemas individuales. Si las marcas focalizan su esfuerzo en marketing social en problemas de individuos únicos, concentrarán sus esfuerzos y podrán medir de mejor manera todo el esfuerzo que hacen en ese sentido. La comunicación será eficaz y poco a poco podrán ir contribuyendo con cada vez más individuos, obteniendo el beneficio se ser esto más ágil, más fácil y más efectivo.

Los futuros pasos a desarrollar en marketing social pasan también por trabajar conjuntamente con otras marcas, igual sean nuestra competencia, pero trabajando juntas por una sociedad mejor, sociedad donde habitan los consumidores. La coopetencia como herramienta de marketing social.

[Os recuerdo este post sobre “Pasos a seguir en una campaña de Marketing Social“]

Muchas marcas tienen más poder de convicción que muchos países y políticos, por lo tanto está en sus manos hacer que la sociedad avance y solucionar problemas sociales reales.

Este tipo de marketing, marketing social, es una rama que las marcas deben incluir en su día a día, puesto que el escenario social cada vez es más complicado y las marcas tienen que formar parte de los sentimientos positivos de los ciudadanos. Esto generará un recuerdo de marca muy fuerte, asociado al avance y ayuda mutua. La balanza entre el marketing social y el marketing comercial dentro de la organización será el punto a trabajar para encontrar el equilibrio óptimo.

Facebook Comments

Post a comment