Blanco o negro, ColaCao o Nesquik, moto o coche, chico o chica… bla bla bla… Pues sí, estamos viviendo en la sociedad de las dualidades, y aunque no sea yo mucho de este concepto, en una cosa si que lo acepto.

O haces las cosas con sentido, o no. O eres bueno, o eres malo. (Cada uno que interprete como quiera, eso es lo bonito)

Hace unas semanas veíamos como algunas edificios de Londres adoptaban una serie de medidas para que zonas comunes de la ciudad permanecieran más limpias y políticamente correctas, a su parecer.

Colocaron una serie de estridentes pinchos en lugares donde personas sin hogar se refugiaban para dormir, a lo que los supermercados Tesco de la ciudad se sumaron colocándolos en sus exteriores. (Con sus alegaciones pertinentes, claro está)

Captura de pantalla 2014-07-17 a la(s) 20.33.47

Captura de pantalla 2014-07-17 a la(s) 20.33.38

Bueno, la vida está llena de elecciones, la incorrecta o la correcta. A mi entender, y hablando desde el prisma de marketing y/o comunicación, y a nivel marca ciudad más en concreto, diría que este tipo de medidas no han sido muy acertadas.

Noticias, publicaciones en blogs, quejas, fotografías, etc, han dado la vuelta al mundo, posicionando a Londres como una ciudad “intolerante” hacia sus propios habitantes, hacia los que menos tienen. ¿Es ok? Ummm

Pero claro, de todo hay en la viña del señor y en este mundo hay personas muy hábiles con muuuuucha creatividad y que saben aprovechar eficazmente este tipo de situaciones que ocurren en su entorno.

Es el caso de Vancouver y más en concreto en la organización sin ánimo de lucro “Refugios RainCity”, que ofrece hogar para los sin techo de la ciudad. Mejor os lo enseño…

3d8c977f085e6ce41c38582f16f767231-620x377

 Captura de pantalla 2014-07-17 a la(s) 20.34.12

¿Qué os parece? Si llevara sombrero me lo quitaría. Genial iniciativa que nos hace ver como la misma ciudad controla los tiempos y ella misma se autogestiona para repartir sus recursos entre todos.

Durante el día es un banco, durante la noche una casa. Aquí tienes un techo y en esta dirección una casa. Vivir en paz y armonía entre todos no es tan difícil como nos lo querían hacer ver desde algunos rincones londinenses.

Una vez más, el maravilloso mundo del marketing de guerrilla hace de las suyas entrando en orgasmo puro con la divina creatividad! (Menuda frase te has marcado para terminar Paquito!)

Fuente: accionpreferente.com

Facebook Comments

Post a comment