Hoy es el último día de un gran reto. Hoy en estas líneas estoy escribiendo el post número 30 del reto #30posten30dias. Hoy miro atrás, y han cambiado muchas cosas. Este blog tiene vida, y todo gracias a un equipo.

La importancia del trabajo en equipo es vital para el devenir de proyectos empresariales e incluso personales. Un equipo humano que te apoye, que esté a tu lado y te acompañe, hace el camino más amable.

En ámbitos profesionales, tener y/o formar parte de un equipo multidisciplinar donde cada miembro sea especialista en un aspecto, es una parte clave para el éxito del mismo. Más cabezas y cabezas más diferentes, piensan mejor.

Piensan mejor, pero lo más importante, que cada uno aporta algo distinto, algo que complementará a las otras partes. Por lo tanto, todo suma, o por lo menos, todo debe sumar para llegar a conseguir el objetivo.

En este caso, el reto que hoy llega a su meta, es mérito del equipo humano que me dio el empujón necesario para unirme y ponerme a escribir en este blog durante 30 días seguidos, cuando antes no lo había hecho nunca.

Gracias a la proactividad de Iván Torrente y Carlos Guerrero (y su objetivo de pincharme y pincharme hasta participar XD) estoy aquí, junto también al aliento de Fran Torreblanca y Jorge Yepes. Además de los capos que también se contagiaron, Luis Morcillo y Jose Miguel Lambies.

El equipo es fundamental, el equipo es la familia, el equipo es el núcleo donde giran todos los esfuerzos y hace que ninguno de esos esfuerzos se pierdan en el camino, si no que sirvan para algo y consigan su fin.

Un buen equipo te llevará a la gloria. A veces el camino tienes que andarlo solo, pero el apoyo de tu equipo te hará ser más fuerte. Compartir el éxito o fracaso con tu equipo te multiplica las sensaciones.

No te quedes con las ganas, comparte con un buen equipo tus aventuras, y sobretodo, un equipo donde todos sean mejor que tu.

equipo

Facebook Comments

Website Comments

Post a comment