El auge y el fervor por el deporte que nuestra sociedad ha adquirido en este corto periodo de tiempo atrás, sirve para que muchos pequeños grandes deportistas puedan tener el apoyo y reconocimiento merecido.

El mundo del deporte y del patrocinio deportivo se ha basado en su gran mayoría en sponsors y mecenazgos a equipos o deportistas de primer nivel mundial. Equipos o deportistas que ya habían conseguido la atención de los focos y de los medios de comunicación.

Este tipo de estrategias de las marcas para alinearse con los valores del deporte no es nueva, y con el objetivo de tener una repercusión mediática fuerte, se invertía este dinero y esfuerzo en deportes de gran calado en la sociedad, olvidando, en la mayoría de los casos, a deportistas pequeños que logran cada día retos gigantes.

Y ahora, es cuando llegan los cambios de tendencia y las preguntas. En la actual economía conectada ,y dónde damos valor a la cercanía, el esfuerzo, la humanidad… ¿Nos beneficiará más como marcas estar al lado de personas normales que hacen cosas extraordinarias?

Y al hilo de todo esto, os quiero compartir un ejemplo que me toca muy cerca y que nunca antes había hablado en este blog. Os quiero contar el caso de mi amigo y compañero, Vicente Juan García.

Una persona que tiene su particular estilo de vida, junto a su familia y junto a su trabajo de bombero y del equipo de rescate de montaña, vive por una de sus pasiones. Los retos imposibles.

Es la única persona en el mundo en ganar las cuatro pruebas del Grand Slam 4 Deserts en el mismo año, en 2012, y la única persona en el mundo en completar las 5 pruebas del Grand Slam 5 Continents, también en el mismo, en 2014.

Estas pruebas son carreras extremas que muy pocas personas y deportistas en el mundo son capaces de realizar e incluso de acabarlas. Vicente Juan, las ha ganado.

Indian Race. Vicente Juan García 1

Este año se está preparando a conciencia la ultramaratón más extrema del planeta: Badwater, en Estados Unidos, este próximo mes de julio, coincidiendo con temperaturas extremas y durante más de doscientos kilómetros non-stop.

Vicente Juan es una persona normal, con su familia y trabajo, pero en el mundo del deporte es un modelo ejemplar y difícil de igualar. Es un ídolo para todo su entorno cercano y para todos los que compiten en carreras de modo amateur. ¿Creéis que puede ser interesante para una marca, sea deportiva o no, patrocinar a este deportista? ¿Creéis que tendría repercusión en el público?

Aquí esta el futuro de los patrocinios deportivos, personas cercanas, de nuestro barrio, que hacen cosas increíbles y que los seguimos muy cerca, y que los siguen muy de cerca también miles de personas en las plataformas sociales.

Yo he tenido la suerte de poder compartir muchos momentos con este superhéroe, que además de ayudarme a conocer este mundo del patrocinio deportivo, me ha enseñado a cómo superar adversidades, de luchar por lo quieres y a ser un referente, ya no solo en el deporte, si no en la vida.

Gracias Vicente, este post va para ti. Sigue luchando día a día por tus sueños.

Indian Race. Vicente Juan García 2

Fotos: V.Kronental

 

Facebook Comments

Post a comment