Vivimos en una época de la historia donde nos cautiva mirar hacia atrás y recuperar clásicos del pasado para traerlos como novedades a nuestro presente. El marketing de la nostalgia ha creado una auténtica escuela que está con nosotros y no nos deja innovar y avanzar.

Es cierto que el gusto por lo antiguo, por lo pasado, por lo vivido anteriormente está de rabiosa tendencia en la calle. Bien por el gusto del consumidor actual o bien por los esfuerzos del marketing en traernos a nuestros días otros estadios pasados que nos suscitan cierta felicidad.

La nostalgia es una emoción especial, delicada, con la cuál se puede trabajar de una manera espectacular para obtener productos y servicios sorprendentes. Acordaros cuando hablamos hace unos meses del retorno de Nintendo y sus nuevos productos. Sí, es una bendición para los profesionales de marketing, pero debemos plantearnos: ¿El marketing de la nostalgia no nos deja avanzar?

Si echamos la vista atrás, observamos que desde hace unos años la gran mayoría de líneas creativas van alineadas a recuperar viejos éxitos del pasado. Rememoramos y festejamos los maravillosos 60, 70, 80… como épocas felices y productos que vuelven a nosotros actualizados. El marketing está desempolvando y actualizando creaciones pasadas.

Quizás uno de las variables que tenemos actualmente y que quizás nos enturbia toda esta cuestión es la tecnología. Ésta avanza a toda velocidad y nos deja su halo de crecimiento y rapidez a nuestro lado, pero cuidado, puesto que no debemos confundir tecnología con avance. No debemos confundir tecnología con creatividad.

Todo parece nuevo pero tiene un ligero olor a pasado, únicamente cambia la manera de comunicarnos. Lo que antes era televisión, radio y prensa, ahora son plataformas sociales como YouTube, Instagram o Snapchat.

Simplemente, reflexionemos sobre lo que ofrecemos a la sociedad y a la historia, porque quizás, y solo es una visión personal, estemos viviendo en una época de la historia estancada. Ojalá, algún día, esto lo vivamos con una melancólica nostalgia.

Facebook Comments

Website Comments

    • paco lorente
      Responder

      Cierto, y es vital tener esos lazos siempre presentes, pero quizás desde la industria creativa se está “explotando” demasiado este recurso en los últimos tiempos y no deja pensar en crear escenarios totalmente nuevo (al margen de la tecnología).

Post a comment